14 de noviembre: Día Mundial de la Diabetes


Según la Fundación para la Diabetes, se define como aquella situación en la que los niveles de azúcar (o glucosa) en la sangre son mucho mayores de lo normal. A la glucosa que circula por la sangre se le llama glucemia.


La diabetes es una enfermedad crónica que se origina porque el páncreas no sintetiza la cantidad de insulina que el cuerpo humano necesita, sino que la elabora de una calidad inferior o no es capaz de utilizarla con eficacia. La función principal de la insulina es el mantenimiento de los valores adecuados de glucosa en sangre. Permite que la glucosa entre en el organismo y sea transportada al interior de las células, donde se transforma en energía para que los músculos y tejidos funcionen a la perfección.

Datos y cifras

La Federación Internacional de Diabetes (FID) lanza la campaña del Día Mundial de la Diabetes proporcionando las últimas cifras e información sobre su prevalencia global y regional:
  • Aproximadamente, 415 millones de adultos padecen diabetes: para 2040 se estima que esta cifra incrementará a 642 millones
  • El mayor número de personas con diabetes tienen entre 40 y 59 años de edad
  • 1 de cada 2 casos de diabetes están sin diagnosticar
  • Más de 20,9 millones de nacidos se vieron afectados por la diabetes durante el embarazo en 2016

Tipos de diabetes

Diabetes tipo 1

Su causa se debe a una reacción autoinmune, en la que el sistema de defensas del organismo ataca las células productoras de insulina de páncreas. Como resultado, el organismo deja de producir la insulina que necesita. La enfermedad puede afectar a personas de cualquier edad, pero suele aparecer en niños o jóvenes adultos.
Las personas con esta forma de diabetes necesitan inyecciones de insulina a diario con el fin de controlar sus niveles de glucosa en sangre. La diabetes tipo 1 suele desarrollarse repentinamente y podrían presentarse síntomas tales como:
  • Sed anormal y sequedad en la boca
  • Micción frecuente
  • Cansancio extremo
  • Apetito constante
  • Pérdida de peso repentina
  • Infecciones recurrentes
  • Visión borrosa
El número de personas que desarrollan diabetes tipo 1 aumenta cada año. Las razones para prevenirlo siguen sin estar claras, aunque podría deberse a los cambios de los factores de riesgo medioambiental, a circunstancias durante el desarrollo del feto en el útero, a la alimentación durante los primeros años de vida o a infecciones virales.

Diabetes tipo 2

Es el tipo más común de diabetes. Suele aparecer en adultos, aunque cada vez se descubren más casos de niños y adolescentes. En la diabetes tipo 2, el organismo puede producir insulina pero, o bien no es suficiente, o el organismo no responde a sus efectos, provocando una acumulación de glucosa en la sangre.
Aunque las razones para desarrollar este tipo de diabetes aún son desconocidas, hay varios factores de riesgo importantes:
  • Obesidad
  • Mala alimentación
  • Falta de actividad física
  • Edad avanzada
  • Antecedentes familiares de diabetes
  • Nutrición inadecuada durante la gestación

¿Cuáles son las consecuencias frecuentes de la diabetes?

Con el tiempo, la diabetes puede dañar el corazón, los vasos sanguíneos, ojos, riñones y nervios.

Tratamiento de la diabetes

La diabetes tipo 2 se puede contrarrestar con cambios en el estilo de vida, especialmente bajando de peso con ejercicio y comiendo alimentos más saludables.
No hay cura para la diabetes tipo 1.
El tratamiento para esta enfermedad consiste en medicamentos, dietas y ejercicio para controlar los niveles de azúcar en sangre.
Todas las personas con diabetes deben recibir una educación adecuada y apoyo sobre las mejores maneras de manejar su patología.
Entre las intervenciones que son factibles y económicas en los países en desarrollo se encuentran:
  • El control de la glucemia, en particular en personas que padecen diabetes tipo 1, los cuales necesitan insulina, mientras que los pacientes con diabetes de tipo 2 pueden tratarse con medicamentos orales, aunque también pueden necesitar insulina
  • Control de la tensión arterial
  • Cuidados podológicos

Prevención de la diabetes

Prevenir la diabetes infantojuvenil no es fácil, ya que suele venir determinada por factores hereditarios y externos, como probablemente una agresión vírica.
Sin embargo, en la diabetes tipo 2 o del adulto, dónde la genética tiene un papel decisivo también existen una serie de factores desencadenantes muy importantes y modificables por parte del paciente.
Algunos consejos para prevenir las hipoglucemias en diabéticos son:
  • Ajustar las dosis de los medicamentos a las necesidades reales
  • Mantener un horario de comidas regular en la medida de lo posible
  • Tomar cantidades moderadas de hidratos de carbono antes de realizar ejercicio
  • Llevar siempre azúcar

Respuesta de la Organización Mundial de la Salud (OMS)

El objetivo de la OMS consiste en estimular y apoyar la adopción de medidas eficaces de vigilancia, prevención y control de la diabetes y sus complicaciones, especialmente en países de ingresos bajos y medios. Con este fin, la organización:
  • Formula directrices científicas sobre la prevención de enfermedades no transmisibles, incluida la diabetes
  • Elabora normas y criterios sobre su diagnóstico y atención
  • Fomenta la toma de conciencia sobre la epidemia mundial de diabetes, en particular mediante la conmemoración del Día Mundial de la Diabetes
  • Realizar tareas de vigilancia de la diabetes y sus factores de riesgo

Comentarios