Mantenimiento de piscinas comunitarias


Se calcula que en España hay un millón de piscinas comunitarias, de las cuales el 6% son comunitarias. Estas piscinas presentan unos requerimientos de construcción, uso y mantenimiento imprescindibles para convertirlos en espacios seguros.
Los equipos de tratamiento del agua están destinados a garantizar que los conductos de las piscinas dispongan en todo momento de agua que no presente ningún riesgo bacteriológico ni químico a sus usuarios. Este mantenimiento es fundamental y debe ser realizado por profesionales.

Si la piscina no ha recibido ningún tipo de tratamiento durante todo el año, deben tomarse medidas para empezar a ponerla a punto a tiempo de la temporada de baño, ya que existen numerables riesgos para la salud.
La importancia de un buen mantenimiento de piscinas es fundamental, no sólo por el disfrute y calidad del baño, sino por lo que a salud e higiene se refiere.

¿Cuál es la legislación aplicable a las piscinas en España?

La normativa estival vigente es el Real Decreto 724/2013, de 27 de septiembre por el que se establecen los criterios técnicos-sanitarios de las piscinas. 

Desinfección de piscinas comunitarias

La desinfección del agua consiste en la adición de diferentes productos químicos para el tratamiento sistemático del agua. Su finalidad es eliminar los riesgos de contaminación mediante la destrucción de los microrganismos patógenos.
Existen diferentes métodos de desinfección:
  • Cloro, el método más usado, eficaz y económico
  • Peróxido de Hidrógeno: consigue una gran eficacia desinfectante y, sobre todo, más ecológica que el cloro
  • Hipoclorito de Sodio, también conocido como lejía
  • Dióxido de cloro, se usa en combinación con otras sustancias químicas
  • Bromo, una alternativa que está perdiendo fuerza por su alto coste en comparación con otros productos

Mantenimiento de piscinas comunitarias

  • El mantenimiento de piscinas debe realizarse durante todo el año, independientemente de que se esté utilizando o no
  • Tras aplicar los productos necesarios para su desinfección, es importante la realización del filtrado del agua durante algunas horas, además de cepillar las paredes y el suelo de la piscina
  • Deben asegurarse los niveles de pH del aguapara evitar la proliferación de algas y que causen daños en las instalaciones, lo aconsejable es usar un controlador de pH y mantener el nivel entre 7 y 7,8. Si el pH del agua es muy elevado, podría causar irritación en la piel y los ojos, si por el contrario su valor es demasiado bajo, aumentará el riesgo de corrosión
  • La temperatura ideal para un correcto mantenimiento del agua es de unos 25°C
  • Las algas son organismos con capacidad de realizar la fotosíntesis y obtener el carbono orgánico con la energía de la luz solar, además, cumplen una función importante en el desarrollo y formación de bacterias y hongos. Para evitar su aparición, se debe aplicar un alguicida regularmente
  • Para poder clarificar el agua necesitamos un floculante, lo que ayudará a que el filtro clarifique el agua y la mantenga limpia
  • Tener un filtro de piscina limpio permitirá que el tratamiento químico que apliquemos sea mucho más eficaz. Un filtro sucio o deteriorado empeora la calidad del agua aumentando, por tanto, el uso de productos químicos para su mantenimiento. También será un foco de gérmenes que luego se extienden por el agua. Para mantener el filtro limpio se debe:
    • Realizar contra-lavados de los mismos
    • Limpiar y desinfectar la arena una vez al año antes del inicio de la temporada de baño
    • Desincrustar la cal que se acumula en el filtro

¿Cuánto cuesta mantener una piscina comunitaria?


El precio de este servicio varía dependiendo de las tareas a llevar a cabo, su tamaño y otros factores que conllevarán un mayor o menor trabajo. Una aproximación del precio medio mensual oscilará entre los 100 y 400€ mensuales.

Comentarios