Los mejores trucos en la limpieza de cuero


El cuero es un material que se ensucia con mucha facilidad. Para evitar su deterioro y conseguir una mayor vida útil, hoy queremos contarte algunos consejos para proteger, limpiar y renovar tus sillones, sofás, prendas o muebles de cuero.
Este tipo de material se ha convertido en toda una tendencia tanto decorativa como en la moda. Aporta un toque clásico y elegante, además de ser un componente que encaja prácticamente con cualquier estilo. Por otro lado, aunque el cuero es un material muy resistente, lo cierto es que, si no lo cuidamos correctamente, con el paso del tiempo se desgastará.

¿Qué tener en cuenta?

A continuación, conoceremos algunos consejos previos de gran interés que nos ayudarán a conocer mejor las técnicas de mantenimiento y limpieza del cuero:
  • Es importante recordar mantener estas piezas de cuero fuera del alcance de la luz solar directa, así como de radiadores o fuentes de calor continuo, con el fin de evitar un mayor deterioro
  • El cuero debe nutrirse mensualmente con aceites o ceras específicas para este elemento, aunque un remedio casero sería emplear leche hidratante de ducha. De esta forma, mantendremos los utensilios brillantes y flexibles.
  • La limpieza regular es el mejor consejo para lograr que este material se mantenga en perfecto estado
  • No utilizar nunca vapor o enjuagar agua sobre una pieza de cuero
  • Es importante no utilizar detergentes, jabones comunes ni limpiadores comerciales multiuso, ya que pueden alterar el estado del cuero

Los mejores trucos de limpieza de cuero

  • Mezclar una tapita de champú de bebé diluido en un vaso de agua y limpiar por secciones cortas de, aproximadamente 5 pulgadas. Posteriormente, retirar la preparación con un trapo húmedo. Es importante que, a medida que se va limpiando, se cambie la parte usada del trapo usando una nueva
  • A medida de los años, la clara de huevo ha demostrado ser un remedio excelente para mantener mobiliario y prendas de cuero en perfecto estado. Para emplear sus cualidades, se batirá la clara hasta el punto de nieve para después humedecer en ella un paño y frotar la suciedad
  • Otro truco casero para la correcta limpieza del cuero es sumergir la pieza en un recipiente con una mezcla de dos tapas de champú de bebé en tres vasos de agua tibia. Luego, cepillar suavemente las partes que suelen ensuciarse, enjuagarlo y presionar para retirar el exceso de agua
  • En Asidom sabemos que el vinagre es un excelente aliado para la limpieza del hogar. En este caso, usaremos este líquido en una mezcla a partes iguales con aceite de linaza. Nuevamente, deberemos humedecer un paño y dar una pasada suave por la superficie
  • El uso de vaselina es perfecto para limpiar el cuero blanco o de color claro, así como conseguir mayor brillo. Para ello, frotar de forma uniforme la superficie con vaselina y dejarlo actuar unos 30 minutos. Posteriormente, pasar un paño seco hasta lograr un brillo natural

¿Cómo limpiar las manchas en el cuero?

En caso de que se produzca una mancha, cúbrela inmediatamente con un papel absorbente, sin frotar, procediendo siempre desde el exterior hacia el centro para evitar que la mancha se extienda. Existen buenos métodos tradicionales:
  • Limpiar con un algodón cubierto con alcohol de quemar
  • Frotar con un paño humedecido en cerveza
  • Frotar con una cáscara de naranja

RECUERDA: Antes de aplicar cualquiera de estas instrucciones, realiza una prueba en algún lugar poco visible. Y, si vas a combinar estos métodos con un producto comercial destinado a la limpieza de cuero, te aconsejamos leer y seguir las instrucciones de la etiqueta.

Comentarios