Haz frente a la ansiedad con estos consejos


La ansiedad se define como la respuesta de anticipación involuntaria del organismo frente a estímulos que pueden ser externos o internos, tales como pensamientos o ideas que son percibidos por las personas como amenazantes y/o peligrosos, y se acompaña de un sentimiento desagradable o síntomas de tensión.
Cuando la ansiedad se convierte en patológica, provoca malestar significativo con síntomas que afectan tanto al plano físico como al conductual y psicológico, entre los que cabe destacar:
  • Síntomas físicos:
    • Vegetativos: sudoración, sequedad de boca, mareo, inestabilidad
    • Neuromusculares: temblores, tensión muscular, cefaleas, parestesias
    • Cardiovasculares: palpitaciones, taquicardias, dolor precordial
    • Respiratorios: disena
    • Digestivos: náuseas, vómitos, dispepsia, aerofagia, meteorismo
  • Psicológicos y conductuales:
    • Aprensión, preocupación
    • Sensación de agobio
    • Miedo a perder el control
    • Dificultad de concentración, sensación de pérdida de memoria
    • Inquietud, irritabilidad, desasosiego
    • Inhibición o bloqueo psicomotor
    • Obsesiones o compulsiones

Estos niveles pueden influirse unos en otros, es decir, los síntomas cognitivos pueden exacerbar los síntomas fisiológicos y éstos, a su vez, disparar los síntomas conductuales. Cabe notar que algunos síntomas de ansiedad suelen superponerse o confundirse con los de padecimientos no mentales, tales como la arritmia cardíaca o la enfermedad celíaca. Se recomienda a los pacientes someterse a un examen médico completo para evaluarlos.

Escala de ansiedad Hamilton

La escala de ansiedad de Hamilton es ampliamente utilizada en la práctica asistencial y en la investigación clínica. Se trata de una escala heteroadministrada de 14 ítems que evalúan l grado de ansiedad del paciente, cuyo esquema abreviado es el siguiente:
  1. Estado de ánimo ansioso
  2. Tensión
  3. Temores
  4. Insomnio
  5. Intelectual
  6. Estado de ánimo deprimido
  7. Síntomas musculares somáticos generales
  8. Síntomas sensoriales somáticos generales
  9. Síntomas cardiovasculares
  10. Síntomas respiratorios
  11. Síntomas gastrointestinales
  12. Síntomas genitourinarios
  13. Síntomas autónomos
  14. Cromportamiento en la entrevista

Se emplea a través de una entrevista semiestructurada, durante la cual el entrevistador evalúa la gravedad de los síntomas especificados en cada apartado, utilizando cinco opciones de respuesta cordial, con rangos desde 0 (ausencia del síntoma) hasta 14 (síntoma muy grave o incapacitante). La puntuación total que se obtiene por la suma de las puntuaciones parciales de los 14 ítems puede oscilar en un rango de 0 puntos (ausencia de ansiedad) a 56 (máximo grado de ansiedad). En su versión original, esta escala ha demostrado poseer unas buenas propiedades psicométricas y es, ampliamente, utilizada en la evaluación clínica del trastorno de ansiedad.

Pautas y hábitos para superar la ansiedad

  • Comprender el mecanismo de la ansiedad. Es importante conocer cuál es la fuente de la ansiedad, es decir, qué es lo que genera. Debido a lo generalizada que puede ser esta emoción, cada individuo puede manifestar diferentes motivos por los que presenta ansiedad.
  • Aprender la respiración diafragmática:
    • Colocar una mano en el pecho y otra sobre el estómago, para asegurar que el aire llega a la parte baja de los pulmones, sin mover el pecho
    • Retener el aire en esta posición
    • Soltar el aire, lentamente, hundiendo un poco el estómago
    • Procurar mantenerse relajado y relajarse un poco más al soltar el aire
  • No consumir alcaloides, evitar ciertos alimentos y/o bebidas que pueden desencadenar o potenciar una crisis de ansiedad como, por ejemplo, beber café en exceso
  • Aprender a ser asertivo, es decir, buscar el equilibrio entre los demás y uno mismo
  • Realizar ejercicio físico moderado, lo que permite regular el exceso de activación del sistema nervioso y propicia un descanso sano. Buscar, preferiblemente, un deporte divertido. Las actividades físicas o manuales también aportan una estabilidad que se enfrenta a la ansiedad
  • Elegir alimentos saludables y ricos en triptófano, un principio activo que puede ayudar a tratar este tipo de trastornos
  • Consultar con un especialista. Existen tratamientos muy efectivos que combinan medicamentos con implementación de técnicas cognitivas conductuales

Comentarios