Ayudas estatales para reformar tu vivienda


Reformar el cuarto de baño para cambiar la bañera por un cuarto de ducha, adaptar la vivienda a las necesidades de una personas con movilidad cada vez más reducida o renovar las instalaciones para hacer nuestro hogar más eficiente son algunas de las obras de rehabilitación que más se realizan en el hogar y que tienen derecho a subvención. Las ayudas públicas pueden llegar hasta los 4.000 € por piso y cubren hasta el 35% del coste de los trabajos.

El Ministerio de Fomento ofrece una serie de ayudas que puede abaratar estos procesos al cubrir parte de los gastos de la obra o que facilitan su pago al contar con amplios plazos de devolución del préstamo, pero ¿qué entiende el Ministerio de Fomento por reforma?
La definición cambia si hablamos de un edificio o de una vivienda que se utilice como residencia habitual:

  • Rehabilitación de un edificio. Toda obra que suponga una mejora estructural de la fachada, el tejado o los cimientos; o funcional, como acceso a discapacitados, en edificios de más de 15 años de antigüedad
  • Rehabilitación de una vivienda. Cuando el objetivo es ampliar el espacio (hasta un máximo de 120 metros2 útiles) o mejorar la habitabilidad, se engloban casi todas las actuaciones que pueden hacerse en una vivienda: sistemas de electricidad, fontanería, climatización, reordenación de las estancias...

¿Quién las recibe?

Los destinatarios son las comunidades de vecinos si se trata de un edificio o los propietarios de las viviendas, bajo unas determinadas premisas económicas.
  • Ayudas a las comunidades: se podrán conceder cuando, al menos, el 60% de los propietarios dispongan de ingresos familiares inferiores a 5,5 veces el sueldo mínimo interprofesional, que actualmente es de 707,60 €
  • Ayudas a los propietarios: cuando sus ingresos familiares no superen 3,5 veces el salario mínimo

Requisitos para solicitar las ayudas

  • No estar incluido en un ámbito de rehabilitación integrada
  • Vivienda o edificio con una antigüedad superior a 15 años, salvo obras de supresión de barreras, adaptación a la normativa técnica aplicable o reducción del consumo energético
  • Obtener licencia urbanística
  • Garantizar la coherencia técnica y constructiva con su estado de conservación
  • Que las obras no se inicien antes de la obtención de la Cualificación Provisional
  • Presupuesto mínimo: 3.000 €

Actuaciones de rehabilitación

Las obras, mejoras u otras intervenciones sobre viviendas que los Planes de Vivienda van a financiar y regular son:
  • Adecuación de habitabilidad: condiciones mínimas de superficie, distribución interior, instalaciones de agua, electricidad, gas, ventilación, iluminación natural y aireación, aislamiento térmico y acústico, servicios higiénicos y subestructuras de cocina u otros servicios de carácter general
  • Accesibilidad y supresión de barreras: adaptación de las viviendas a personas con discapacidades motoras, auditivas o de cualquier otro tipo o de personas mayores de 65 años, es decir, garantizar la coherencia técnica y constructiva con su estado de conservación
  • Reducción del consumo energético: obras que contribuyan la eficiencia energética, higiene, salud y protección del medio ambiente

¿Cómo tramitarlo?

El derecho a esta subvención está reconocido por la Comunidad Autónoma donde se sitúa el edificio o vivienda.
Para obtener las ayudas a la rehabilitación hay que solicitar a la Consejería de Transportes, Infraestructuras y Vivienda que la actuación a financiar sea calificada como tal. Además, la solicitud de la ayuda se presentará antes de iniciar las obras.
El abono se realizará una vez finalizadas las obras, aunque existe la posibilidad de que se conceda un anticipo del 50% con la Calificación Provisional.
Para más información, nuestro consejo es dirigirse a la Oficina de Rehabilitación de Edificios correspondiente al municipio donde se encuentre la superficie a rehabilitar.

Comentarios