¿Qué juguetes favorecen el desarrollo en los niños?


Desarrollar la creatividad, contribuir a la socialización y, sobre todo, hacer que el niño aprenda son algunas de las principales funciones de los juguetes, un elemento imprescindible en la vida de nuestros hijos. Entre los 3 y 6 años de edad, los juguetes deben tender al desarrollo emocional y las consecuencias del juego permitir al niño desarrollar su inteligencia y funciones cognitivas.
Según el área de desarrollo que fomenten en el niño, hay unos juguetes indicados que se pueden elegir de acuerdo con los que interese profundizar. El juguete se convierte, así, en un elemento de ayuda para superar algunas dificultades de aprendizaje o insistir en las capacidades del niño.
Estos son los tipos de juguetes en relación con el desarrollo que fomentan según el Instituto Tecnológico de Producto Infantil y Ocio:


Según explica el profesor de Psicología de la Facultad de Medicina de la Universidad CEU San Pablo, el juguete cumple una función inicial: el desarrollo de la creatividad del niño, por lo que no debe ser complejo, muy elaborado o destinado sólo a una única función, debido a que limitan la creatividad del infante.

Juguetes recomendados por edades

Entre los 0 y 3 años, los niños necesitan juguetes que contribuyan el desarrollo del lenguaje y que aumenten, tanto su psicomotricidad, como los aspectos neuropsicológicos, es decir, atención, concentración y memoria. Podemos destacar juegos con luces, sonidos y colores que interactúen con el niño y sus capacidades.


Entre los 3 y 6 años, el juguete del niño tiende a desarrollar las emociones y las consecuencias del juego le debe permitir comenzar su aprendizaje. Son juegos que desarrollan la creatividad y la fantasía entendidas como situaciones distintas a la vida cotidiana, de manera que el niño pueda empezar a distinguir lo que es real de lo que no. En esta etapa de la infancia es muy importante, además, la implicación de los padres, algo que los niños valorarán enormemente.


La etapa comprendida entre los 6 y 11 años necesita juegos más complejos, que impliquen conductas elaboradas que desarrollen hábitos positivos, sin perder el concepto de que "jugar es aprender".

¿Por qué son tan importantes los juguetes en el desarrollo infantil?

  • Estimulan el aprendizaje infantil, permitiendo que el niño descubra la existencia de diferentes formas, colores, tamaños y texturas
  • Desarrollan las habilidades motoras, potencian también la capacidad visoespacial
  • Ayudan a mejorar el equilibrio y coordinación a la vez que estimulan el control muscular
  • Fomentan la creatividad e imaginación, sobre todo cuando se trata de juegos no convencionales
  • Estimulan la autoconfianza, pues el niño sabe que es capaz de dominar la tarea y los juguetes que emplea
  • Favorece la socialización y creación de vínculos emocionales, ya sea con otros niños o adultos
  • Ayudan a lidiar con los problemas de la vida cotidiana, facilitando la resolución de conflictos, ya que el niño modela a través del juego tanto sus preocupaciones como las posibles soluciones

Fuentes: Onmeda

Comentarios