Solución contra la fatiga visual


Cuando hablamos de fatiga visual estamos haciendo referencia a un síntoma ocular derivado de alguna patología o condición de los ojos, por lo que no es una enfermedad en sí misma. La fatiga visual de la que hablamos se asocia a un sobreesfuerzo ocular.
La sintomatología de la fatiga visual puede aparecer asociada a multitud de causas, entre ellas:

  • Esfuerzo acomodativo, el músculo ciliar del ojo se encuentra relajado cuando enfocamos a un objeto lejano, pero debe entrar en juego cuando la vista está enfocando a alguno relativamente cerca. El esfuerzo de mantener este músculo activo e forma continuada para ver correctamente de cerca puede provocar astenopia acomodativa, la fatiga visual debida a un esfuerzo constante de la acomodación. Las principales causas suelen ser vista cansada o defecto refractivo (miopía, hipermetropía o astigmatismo)
  • Sequedad ocular, si nuestros ojos permanecen concentrados en una tarea concreta, inconscientemente, reducimos el número de parpadeos, lo que puede provocar una situación de ojo seco y, así, los síntomas de la fatiga visual
  • Estrabismo latente, hablamos de latente cuando el paciente dispone de un estrabismo que apenas se aprecia, pero que atiende a separar los ejes visuales. El cerebro manda señales al sistema ocular para que se corrija esta tendencia, por lo que en estos casos el sobreesfuerzo está garantizado y es posible que se den cuadros de fatiga o cansancio visual
  • Al mismo tiempo, y según el Instituto Nacional de Salud e Higiene Ocupacional (INSHT), el Síndrome Visual Informático (SVI) afecta aproximadamente el 90% de quienes pasan más de 3 horas frente a un ordenador, tableta o smartphone

Síntomas de la fatiga visual

Las manifestaciones de la fatiga visual son muy variadas, como también son las causas que lo producen. Además, a cada uno le puede afectar de una manera distinta, dependiendo de su morfología y hábitos visuales. Por lo general, la persona que padece fatiga visual siente:

Consejos para aliviar la fatiga visual

  • Revisar nuestra visión una vez al año. El chequeo de la vista debería convertirse en una tarea rutinaria, tanto como los exámenes médicos generales. Al igual que sucede con cualquier enfermedad, si detectamos temprano el deterioro de nuestra visión podemos impedir que esta afección siga avanzando
  • Relajar los ojos. Empezar cerrándolos durante, al menos, 5 o 10 minutos, lo que permite que la película lagrimal natural de los ojos se esparce de manera uniforme. También ayuda a descansar los ojos
  • Parpadear frecuentemente. Los ojos parpadean una medida de 18 veces por minuto. Sin embargo, varios estudios indican que cuando utilizamos cualquier dispositivo electrónico el número de parpadeos se reduce a la mitad, secando los ojos y provocando molestias
  • Evitar la luz del sol mientras trabajamos, el potente brillo de la luz natural compite con el del ordenador, y los ojos se deben esforzar más para ver. Por lo que conviene cerrar las persianas o cortinas si hay luz directa en la estancia, además de utilizar bombillas de baja intensidad, para que la pantalla no refleje molestos brillos
  • Priorizar en la calidad de nuestros monitores. Las pantallas antiguas eran más perjudiciales para la visión. Los monitores de cristal líquido o de tecnología LCD resultan una mejor opción para los ojos

Comentarios