Las carencias nutricionales y sus consecuencias


Las deficiencias crónicas de nutrientes se producen cuando la dieta contiene unos niveles por debajo de nuestras necesidades, pero sin alcanzar niveles críticos. Esta situación se ve agravada por una serie de factores desmineralizantes como el tabaco, el estrés, la polución o el consumo de estimulantes como azúcar o café.
Nuestra dieta alimentaria se divide en cinco grupos principales de nutrientes: proteínas, hidratos de carbono, grasas, vitaminas y minerales. Estos grupos incluyen cerca de 50 elementos necesarios para la salud y el crecimiento. La edad o las condiciones generales de cada individuo hacen que la cantidad necesaria de nutrientes necesarios varíe.

Deficiencias nutricionales más comunes

La gran mayoría de personas tiene cubiertas sus necesidades de vitaminas, minerales y demás elementos necesarios para mantener su salud a través de la dieta. En el estudio NHANES (Encuesta de Salud Nacional y Examen de Nutrición)diseñado para evaluar la salud y el estado nutricional de la población, se miden 58 nutrientes esenciales:
  • Vitamina D: prevalente en personas de todas las edades, especialmente aquellas que usan bloqueadores solares tópicos o limitan sus actividades en el exterior. Los investigadores estiman que el 50% de la población general se encuentra en riesgo de deficiencia o insuficiencia de vitamina D. Los expertos recomiendan analizar nuestro nivel de vitamina D dos veces al año, con base en la evaluación de las poblaciones saludables que obtienen suficiente exposición a la luz solar natural, el índice óptimo para la salud general parece estar entre los 50 y 70 ng/ml
  • Yodo: un importante nutriente que se halla en cada órgano y tejido. Mundialmente, se cree que hasta el 40% de la población está en riesgo de ineficiencias de yodo. Además de ser esencial para la salud de la función de la tiroides y la eficiencia del metabolismo, cada vez existen más evidencias de que una baja cantidad de yodo está relacionada con gran variedad de enfermedades como el cáncer
  • Hierro: esencial para la vida humana, así como una parte clave de varias proteínas y enzimas involucradas en el transporte de oxígeno y la regulación del crecimiento, entre otros de sus usos. Uno de los papeles más importantes del hierro es brindar hemoglobina, una proteína que se encuentra en la sangre, siendo un mecanismo a través del cual puede unirse al oxígeno y transportarlo por los tejidos
  • Vitamina B12: conocida como la "vitamina de la energía".Nuestro cuerpo requiere de ella para llevar a cabo una variedad de funciones vitales, como la producción de energía, la formación de sangre, la síntesis de ADN y la formación de mielina. Cerca de 1 de cada 4 españoles posee deficiencia de este importante nutriente

Síntomas de la deficiencia nutricional


Los síntomas iniciales de una deficiencia crónica o insuficiencia de nutrientes son muchos y, extraordinariamente, variados:
  • Obesidad, el aumento de peso es una de las consecuencias de una mala alimentación. Sin embargo, su gravedad no pasa por una mera cuestión estética, ya que la obesidad trae consigo varios problemas:
    • Mayor presión sanguínea
    • Acumulación de grasa en las arterias
    • Enfermedades cardiovasculares
    • Aumento de probabilidades de padecer diabetes
  • Fertilidad, información avalada por numerosos estudios que demuestran que las mujeres con carencias nutricionales presentan mayores dificultades para quedar embarazadas, sin cortar el riesgo que implica para el desarrollo del feto
  • Sistema inmunológico, una carencia de sustancias nutritivas fundamentales para el cuerpo puede generar problemas físicos y enfermedades. Tal es el caso de lo que acontece con una alimentación deficiente de hierro, lo que provoca anemia. Aunque el desbalance químico y mineral también puede desembocar en problemas de fatiga crónica, dolores musculares y calambres, entre otras consecuencias
  • Pérdida muscular. Nuestro cuerpo necesidad proteínas y nutrientes para construir y reparar tejidos, así como llevar a cabo un gran número de procesos
  • Fatiga. Algunas prácticas insalubres de algunas dietas implican la reducción extrema de calorías

Comentarios