¿Cómo conservar correctamente los medicamentos en casa?


La adecuada conservación de los medicamentos es fundamental para mantener su actividad farmacológica de forma óptima. En muchos casos se da la costumbre de apilar medicamentos en algún cajón o armario, sin embargo, esta práctica es totalmente inapropiada, ya que las medicinas pierden sus propiedades con el paso del tiempo y pueden pasar a ser perjudiciales para nuestra salud.
Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), aunque muchos países han adoptado políticas nacionales para promover un uso adecuado de los medicamentos, pues se estima que en todo el mundo todavía más de la mitad de todos los fármacos se prescriben, dispensan o venden de manera indebida y que, hasta el 50% de los pacientes no siguen el tratamiento y las recomendaciones prescritas por el profesional sanitario.

Conservación a temperatura ambiente

El lugar ideal para guardar los medicamentos en casa es un botiquín situado en un lugar limpio, seco y fresco. Para asegurar el buen estado de los medicamentos, es recomendable mantenerlos a una temperatura que no supere los 25o y que no sea inferior a 15o y con una humedad menor del 75%. Además, los medicamentos no deben quedar expuestos, en ningún caso, a la luz directa del sol.
La cocina o el baño no son zonas adecuadas para su almacenamiento, ya que son lugares húmedos y donde se pueden alcanzar variaciones de temperatura elevadas que pueden afectar a la composición de los medicamentos, convirtiéndolos en ineficaces o tóxicos. El lugar más adecuado es aquel que se encuentre más protegido de la humedad y que impida que se congele el medicamento, proceso que podría comprometer su eficacia.

Conservación

Mantener los medicamentos en su envase y condiciones de almacenamiento originales, de esta manera tendremos siempre correctamente identificados los medicamentos el blíster de las tabletas siempre íntegros, para que podamos identificar su fecha de caducidad.
  • Leer el prospecto del fármaco para conocer con exactitud las condiciones de conservación que recomienda el fabricante
  • Mirar los símbolos que aparecen en los envases de los medicamnetos
  • No dejarlos al alcance de los niños
  • No exponerlos a cualquier foco directo de luz o calor
  • Revisar los medicamentos es fundamental, desechando los fármacos caducados, que hayan cambiado de color, olor, consistencia... es decir, aquellos que se encuentren en mal estado, ya que afectará a la efectividad de los componentes del medicamento, reduciendo su acción terapéutica; y en algunos medicamentos vencidos, se pueden originar sustancias tóxicas ocasionando daños para la salud
  • En el caso de realizar un viaje, se tendrá prevista la forma de mantener las condiciones para que la temperatura no les afecte
  • En caso de cualquier duda, consultar el médico de atención primaria o al farmacéutico

Desechar los medicamentos

Desde el año 2000, no se autorizan las exportaciones de medicamentos usados. Por este motivo, ahora, cuando los fármacos en desuso se llevan a la farmacia, se depositan en los contenedores del Sistema Integral de Gestión del Medicamento (SIGRE). En este punto de recogida deben llevarse todos los restos de medicamentos, sean caducados o no utilizados, los envases que hayan estado en contacto con medicinas y las cajas de cartón y envases de medicamentos de todo tipo, que tengan algún resto o estén vacíos. Por otro lado, no todo vale, desde SIGRE informan que no hay que depositar agujas, gasas, termómetros, radiografías, productos químicos ni pilas.


SIGRE Medicamentos y Medio Ambiente es una entidad sin ánimo de lucro que garantiza una correcta gestión medioambiental de medicamentos de origen doméstico y de sus envases, constituida por el Consejo General de Colegios de Farmacéuticos de España, Farmaindustria y la Federación de Distribuidores Farmacéuticos (FEDIFAR).

Comentarios