20 Octubre: Día Mundial de la Osteoporosis


Hoy celebramos el Día Mundial de la Osteoporosis, el lanzamiento de la campaña anual dedicada a concienciar sobre la prevención, el diagnóstico y el tratamiento de la Osteoporosis y las enfermedades óseas metabólicas en todo el mundo. La Fundación Internacional de Osteoporosis (IOF) organiza este día todos los años, en el cual incluye campañas desarrolladas por sociedades nacionales.
La Osteoporosis es una enfermedad sistemática esquelética que se caracteriza por una disminución de la mama ósea y un deterioro de la microarquitectura de los huesos, lo que supone un aumento de la fragilidad de los huesos y el riesgo de sufrir fracturas.
Según datos de la Sociedad Española de Reumatología (SER), se estima que afecta a unos 75 millones de personas en Europa, Estados Unidos y Japón. En general, las mujeres corren mayor riesgo de osteoporosis, lo que se debe a que, tras la menopausia, sufren una pérdida de hueso como consecuencia del debilitamiento de la formación de estrógenos. En el caso de España, se estima que 2 millones de mujeres padecen osteoporosis.
La Organización Mundial de la Salud clasifica la osteoporosis en función de los valores de la densitometría realizada en la columna y establece cuatro categorías:
  • Normal, cuando la densidad mineral ósea es superior a -1
  • Osteopenia, cuando la densidad mineral ósea se encuentra entre -1 y -2,5
  • Osteoporosis, si la densidad mineral ósea es inferior a -2,5
  • Osteoporosis establecida, cuando ésta ha ocasionado alguna fractura

Causas

El origen de la osteoporosis debe buscarse en los factores que influyen en el desarrollo y la calidad del hueso. El riesgo de padecer esta enfermedad vendrá determinado por el nivel máximo de masa ósea que se obtenga en la edad adulta.
Sólo se conoce un pequeño porcentaje de los casos en los que las causas están claras, osteoporosis secundaria, que aparece como consecuencia de otra enfermedad. Sin embargo, la mayoría de enfermos tienen una osteoporosis primaria, que puede caracterizarse como juvenil, postmenopáusica, relacionada con la edad e idiopática.
Existen varias causas o, mejor dicho, varios factores que pueden favorecer su aparición:

  • Envejecimiento, la edad avanzada, por sí misma, produce una disminuciçon en la cantidad de hueso, por lo que cualquiera puede padecerla. El riesgo es mayor a partir de los 50 años
  • Peso, un IMC menor de 19 aumenta el riesgo de padecer esta afección, puesto que existe una relación directa con la densidad ósea
  • Factores genéticos, incluyendo el género (mayor en mujeres), las hormonas (menopausia), el carácter familiar (mayor incidencia en hijas de madres osteoporóticas), enfermedades hereditarias y la constitución (delgadez)
  • Una dieta pobre en calcio, un alimento fundamental en la formación del hueso. Se encuentra, sobre todo, en la leche y derivados lácteos, en pescado azul o frutos secos
  • Algunos medicamentos, por ejemplo, el uso prolongado de esteroides, corticoides o fármacos para el tiroides 
  • Exceso de tabaco, alcohol y/o café

Síntomas

La Osteoporosis no provoca síntomas y suele pasar desapercibida, motivo por el cual se le ha denominado la "epidemia silenciosa". Las manifestaciones clínicas aparecen como consecuencia de sus complicaciones: las fracturas. Sin embargo, existe el famoso error de considerar que la pérdida de masa ósea provoca dolores músculoesqueléticos.
Las consecuencias a largo plazo de la osteoporosis en fracturas vertebrales son:
  • Una pérdida del tamaño de varios centímetros
  • La formación de cifosis
  • Una marcada curvatura en la columna vertebral hacia delante
Las fracturas más comunes en la Osteoporosis, son las del fémur proximal, húmero, vértebras y muñecas.

Diagnóstico

En el diagnóstico de la osteoporosis se utiliza una combinación del historial médico completo y un examen físico del paciente: para evaluar su riesgo de sufrir fracturas y determinar si usted necesita un tratamiento, el médico, probablemente, ordenará una densitometría ósea. Este examen es utilizado para medir la densidad mineral ósea. El procedimiento se realiza utilizando la absorciometría por rayos X de energía dual. Para determinar la presencia de una lesión en los huesos o fracturas medidas a la osteoporosis se pueden realizar los siguientes procedimientos: rayos X en los huesos, exploración por TAC de la columna y RMN de la columna.

Tratamiento

Si este deterioro no se trata, el esqueleto termina por ser sumamente frágil y algunos huesos tenderán a fracturarse con pequeños traumatismos. Aunque el proceso de pérdida se produce poco después de la mitad de la treintena, es tan lento que puede pasar mucho tiempo antes de conocerlo.
A continuación, especificaremos algunos de los tratamientos que se pueden utilizar para el de la osteoporosis:
  • Bifosfonatos, son un tipo de medicamento utilizado tanto para la prevención como para el tratamiento de la osteoporosis en mujeres posmenopáusicas. Actúan previniendo la pérdida de hueso y reduciendo, por tanto, el riesgo de fracturas. Los efectos secundarios son habitualmente leves, entre otros:
    • Malestar gástrico
    • Irritación en el estómago
  • Raloxifeno, es un tipo de tratamiento hormonal para postmenopáusicas. Produce un incremento de la densidad ósea y una disminución de las fracturas vertebrales osteoporóticas. El efecto secundario más serio es el ligero aumento del riesgo de padecer trombosis, sobre todo durante los primeros cuatro meses de tratamiento
  • Tratamiento hormonal sustitutivo, basándose en estudios previos, se ha recomendado el uso de un tratamiento hormonal para la sustitución de los estrógenos producidos a partir de la menopausia
  • Calcitonina, medicamento que retarda la velocidad de pérdida ósea y alivia el dolor en los huesos. Los principales efectos secundarios son la irritación nasal de la presentación en aerosol y náuseas en la presentación inyectable. Es menos efectiva que los tratamientos anteriores

Prevención

Fuente: DMedicina

¿Cómo participar?

Visita la sección INVOLÚCRESE y obtén toda la información sobre lo que puedes hacer en el Día Mundial de la Osteoporosis.

Fuente: Consejo Nacional para el Cuidado del Envejecimiento (AGING)

Comentarios