Los productos de limpieza y su caducidad


Millones de personas emplean a diario productos de limpieza, sin embargo, son pocas las que se preguntan si estos artículos poseen vida útil limitada. Ciertos químicos, por ejemplo, pierden propiedades con el paso del tiempo o se vuelven inútiles. En casos excepcionales, es posible que aumente su toxicidad o se conviertan en potencialmente peligrosos. Puede ocurrir, igualmente, que el deterioro del envase termine afectando al contenido, como ocurre con los líquidos embotellados.
Los expertos en la materia recuerdan que, como regla general, los productos de limpieza líquidos se deterioran o pierden sus propiedades antes que los sólidos. La Universidad de Detroit Mercy ha elaborado recientemente un estudio sobre distintos aspectos en torno a la caducidad de sus compuestos, naturales o industriales, utilizados habitualmente para higienizar el hogar.

En resumen, si generalizásemos, afirmaríamos que los productos de limpieza para el hogar pierden eficacia a partir de los 6 meses de su adquisición. Sin embargo, existen diferencias entre ellos, mientras que algunos caducan tras este lapso de tiempo, los hay con vida útil indefinida u otros que empiezan a estropearse pasado un año de la apertura de su recipiente.

Lejía

Una regla de oro que hay que recordar es que la lejía comienza a degradarse alrededor de seis meses después de su compra, sin embargo, conviene recordar que no se incrementa su toxicidad, por lo que puede seguir utilizándose a pesar de perder efectividad y cualidades.

Detergente de lavadora

Como sucede con otros muchos productos de limpieza, los detergentes pierden propiedades con el paso del tiempo. Una vez desprecintado el envase, lo más recomendable es utilizar todo su contenido antes de 6 meses, porque a partir e esta fecha, la efectividad del mismo se reduce gradualmente. Este resultado es válido para detergentes tanto líquidos como en polvo.

Vinagre

Según el Instituto del Vinagre, ubicado en EEUU, el aceite permanece inalterable durante décadas.

Bicarbonato

Ya sea para emplearlo en higiene o alimentación, químicamente, este producto no caduca nunca. Aunque quizá pierda su poderoso afecto con el tiempo, agregando un puñado más que de costumbre.

Suavizante

Los suavizantes para lavadora pueden perder sus moléculas volátiles, que son las que consiguen su buen olor, el cual es posible gracias a las moléculas volátiles, uno de los componentes de este tipo de químicos más vulnerables a la degradación. Se estima que la capacidad suavizante de estos productos se esfuma a partir de los 12 meses.

Comentarios