El control de una Arritmia Cardíaca


Una arritmia es una alteración del ritmo cardíaco. Aunque para entender mejor qué es una arritmia, antes debemos saber cómo y por qué late el corazón.

Los latidos del corazón ocurren como consecuencia de unos impulsos eléctricos que hacen que las aurículas y los ventrículos se contraigan de forma sincrónica y rítmica. La frecuencia cardíaca, normalmente, oscila entre 60 y 100 latidos por minuto.
Las arritmias pueden causar síntomas como palpitaciones, mareos, síncope, dolor torácico o pérdida de conocimiento, pero también pueden pasar inadvertidas y detectarse casualmente cuando se realizan pruebas diagnósticas.
Para tratar este mal, encontramos diferentes tratamientos médicos que pueden ayudar a regular los latidos del corazón. La elección de uno u otro siempre dependerá del tipo de arritmia diagnosticado y de las propias necesidades del paciente.

Complicaciones

La sangre contiene oxígeno que toma del aire cuando pasa por los pulmones, el corazón se encarga de bombear sangre para nutrir de oxígeno a todos los órganos y sistemas. Cuando el corazón late sin ritmo, es decir, con arritmia, se pierde la secuencia del latido normal y la consecuencia es una disminución de la cantidad de oxígeno que nutre a los órganos y sistemas con sufrimiento de los mismos. Cuando el latido es muy ineficiente, el corazón deja de bombear sangre; si no llega oxígeno al cerebro se pierde la conciencia y, si este estado se prolonga por mucho tiempo puede haber desde daños cerebrales a la defunción en casos extremos.


Duración

La duración de una arritmia depende directamente de la causa que la provoca, algunas se pueden corregir de forma relativamente fácil, por ejemplo, si una persona está deshidratada después de hacer ejercicio o estar mucho tiempo expuesta al sol, debemos hidratarla. Algunas arritmias son más difíciles de corregir y pueden requerir el uso de medicamentos, un marcapasos, choques eléctricos con desfibrilador, procedimientos de intervención o quirúrgicos.

Complementos que controlan la Arritmia Cardíaca

  • Valeriana, es una hierba que se ha utilizado desde la época romana para tratar problemas cardíacos. Disminuye la presión arterial e incrementar el flujo sanguíneo hacia el corazón. También es muy eficaz para combatir la ansiedad
  • Espino, que regulariza las pulsaciones del corazón al aumentar le poder del músculo cardíaco y rebaja la presión arterial al fluidificar la sangre
  • Guayaba, la cual contiene ácido arjunfólico, presente en muy pocas plantas. Se trata de un tónico cardíaco con propiedades antioxidantes, que se emplean sobre todo en la Medicina Ayurveda de la India para prevenir arritmias
  • Agripalma, es una planta que ayuda a los problemas del corazón, tanto que su nombre científico es "Leonorus Cardiaca". Puede atrasar los latidos y mejorar la actividad del sistema en general
  • Madreselva, contiene propiedades sedantes utilizadas para el tratamiento de los nervios y las arritmias de origen nervioso
  • Magnesio. Una de las causas de las arritmias se debe a la falta de magnesio en el organismo. Cuando hay una cantidad necesaria de este mineral en el sistema, el corazón se mantiene tranquilo y estable

Un nuevo fármaco para las arritmias cardíacas acaba con 50 años de hegemonía del Sintrom

Se calcula que en España hay 650.000 pacientes cardiovasculares sometidos a la WarfarinaSintrom es una marca comercial, un fármaco con un margen de seguridad estrecho y que exige controles periódicos y análisis de sangre mensuales.
El Ministerio de Sanidad ha aprobado la finalización de una nueva aplicación del Dabigatrán, principio activo comercializado como Pradaxa, para prevenir el ictus en casos de fibrilación articular, mientras se indaga su indicación para otras patologías cardíacas.
Entre las ventajas del Dabigatrán, que ya utilizan 100.000 pacientes en todo el mundo, ha insistido es que es más efectivo, disminuye el riesgo de hemorragias y embolias, apenas tiene efectos secundarios y, sobre todo, no necesita tantos controles como el Sintrom.
La eficacia de este nuevo fármaco es estable, a diferencia de los resultados tradicionales, que se alteran simplemente si se modifica la dieta o con un episodio de estrés, y que interfiere con numerosos medicamentos, como antiinflamatorios y antibióticos.

Comentarios