¿Cómo cuidar los audífonos?


Los audífonos, esos dispositivos que amplifican los sonidos del entorno para que todo aquel que los utilice pueda comunicarse con total normalidad. Por tanto, se trata de aparatos que deben permanecer en buen estado para garantizar una óptima durabilidad y funcionamiento.

Evitar la humedad

Tanto a la condensación como la humedad pueden dañar los circuitos internos de los audífonos. Este es el principal motivo que explica por qué la persona que los utilice deba retirarlos cuando vaya a la piscina, se duche o camine bajo la lluvia sin paraguas.
Cuando estos dispositivos no estén colocados en los oídos, deben guardarse en lugares frescos y secos.

Consejos para cuidar mejor nuestros audífonos

  • Mantener las manos secas y limpias antes de manipular el aparato, teniendo en cuenta que los micrófonos pueden obstruirse debido a un manejo inadecuado
  • No someterlos a temperaturas extremas
  • Si el paciente sufre de una excesiva sudoración, debe acudir inmediatamente a su centro médico y hablar con su audioprotesista. Además de respetar los tiempos de revisión marcados por el especialista y acudir a consulta siempre que note fallos en el funcionamiento de los audífonos
  • Manipularlos siempre sobre una superficie blanda. Así, si caen, no se dañarán
  • Cada audífono utiliza un cierto tipo de pila, por lo que debemos asegurarnos de que estamos utilizando el tipo adecuado. Es importante conservar las pilas limpias y secas, y mantenerlas lejos de cualquier fuente de frío o calor extremo
  • Al menos una vez a la semana, separar el molde del audífono para lavarlo, separando con cuidado la manguera flexible del codo que lo une al audífono. Sujetar la manguera y el codo del audífonos y tirar con suavidad
  • Mantener los filtros y orificios de entrada libres de cer

Comentarios