5 Factores de riesgo para el Cáncer de Pulmón que debes conocer


El cáncer de pulmón es el segundo cáncer más común que afecta tanto a hombres como mujeres. Para el año 2017, los cálculos de la Sociedad Americana Contra el Cáncer estiman que, en España se diagnosticarán 25.000 casos nuevos (1 de cada 5 en mujeres). El doctor Bertomeu Massuti, presidente del Grupo Español de Cáncer de Pulmón (GEPC) estima que, en nuestro país, más de 380.000 personas han fallecido por su causa en los últimos 20 años.
Existen dos tipos principales de cáncer pulmonar:


En general, no es posible saber con exactitud por qué una persona padece cáncer y otra no. Pero la investigación ha indicado que ciertos factores de riesgo pueden aumentar la posibilidad de una persona de padecer esta patología. La mayoría de los factores de riesgo del cáncer se identifican, inicialmente, en estudios epidemiológicos, en los cuales los científicos examinan grandes grupos de pacientes. Sin embargo, tales estudios, por sí solos, no pueden probar que un comportamiento o una sustancia causen cáncer.

Factores de riesgo

Un factor de riesgo es todo aquello que afecta la probabilidad de padecer cierta enfermedad. Si bien los factores de riesgo con frecuencia influyen en su desarrollo, la mayoría no lo provoca de forma directa. Algunas personas con varios factores de riesgo nunca desarrollarán cáncer, mientras que otras sin factores de riesgo conocidos sí lo hacen. Sin embargo, conocer los factores de riesgo y hablar con el médico al respecto puede ayudarle a tomar decisiones más informadas sobre las opciones del estilo de vida y la atención médica. El cáncer de pulmón se produce más frecuentemente en personas fumadoras o exfumadoras.
Los siguientes factores pueden aumentar el riesgo de una persona de desarrollar esta enfermedad:
  • Humo del tabaco. Fumar es, definitivamente, el factor de riesgo más importante del cáncer de pulmón. Se cree que, aproximadamente, el 80% de todas las muertes de esta patología e deben al hábito de fumar. El humo del tabaco daña las células de los pulmones, lo que las hace crecer de manera anormal. Los fumadores pasivos también tienen aumentado el riesgo de desarrollar cáncer pulmonar. En términos generales, es similar al de los fumadores de uno a dos cigarrillos diarios. De los componentes del humo del tabaco destacan como agentes cancerígenos los hidrocarburos aromáticos policíclicos
  • Exposición al radón, un gas radiactivo que se produce naturalmente cuando se descompone el uranio en el suelo y las rocas. Según la U.S. Environmental Protection Agency (EPA), el radón es la segunda causa principal de cáncer de pulmón, y es la principal causa entre los no fumadores
  • Contaminación ambiental. En las ciudades, la contaminación del aire parece aumentar ligeramente el riesgo de cáncer de pulmón. Este riesgo es mucho menor que el que ocasiona el hábito de fumar, pero algunos investigadores calculan que, a escala mundial, alrededor del 5% de todas las muertes por cáncer de pulmón se pueden deber a la contaminación del aire exterior
  • Genética. Los investigadores han descubierto que algunas personas posen cierta predisposición genética a este tipo de patología
  • Ciertos complementos alimenticios. Hasta el momento, los estudios que investigan el posible papel que desempeñan los complementos vitamínicos en reducir el riesgo de cáncer de pulmón no han logrado resultados muy alentadores. De hecho, encontraron que los fumadores que  tomaron complementos de betacarotenos obtuvieron un riesgo aumentado

Prevención


Diferentes factores producen diferentes tipos de cáncer. Los investigadores continúan estudiando los factores que provocan este tipo de cáncer. Si bien no existe una forma comprobada de prevenir por completo esta enfermedad, tal vez pueda reducir el riesgo. Hablar con nuestro médico para obtener más información sobre su riesgo personal de presentar cáncer.
La forma más importante de prevenir el cáncer de pulmón es evitar el humo del tabaco. Las personas que nunca han fumado disfrutan de un nivel de riesgo más bajo de desarrollar cáncer de pulmón. Los fumadores pueden reducir el riesgo de padecer cáncer dejando de fumar.
Los intentos de prevenir el cáncer de pulmón con vitaminas u otros tratamientos no han dado resultado.

Comentarios