¿Qué beneficios conlleva el ejercicio físico en el embarazo?


La práctica de alguna actividad física durante el embarazo se recomienda para todas las mujeres. Es más, resulta fundamental y beneficioso, tanto para el feto como para la madre, controlando su peso, mejorando su condición física y actuando positivamente en su estado anímico.
El tipo de ejercicios dependerá del estado de embarazo y forma física de la madre. Las actividades físicas tendrán más limitaciones en caso de que se presente hipertensión, mareos, contracciones uterinas, hemorragia o fatiga. En situaciones más especiales, como las enfermedades cardíacas, riesgo de parto prematuro o embarazo múltiple esta práctica está contraindicada. 

Los especialistas afirman que las mejores actividades para la mujer embarazada son las que pueden ser practicadas en el agua, debido a que evitan esfuerzos gravitacionales y disminuir la retención de líquidos o los dolores de espalda.

¿La práctica de ejercicio físico puede afectar al desarrollo del bebé?

Diversos estudios sobre la actividad física y el crecimiento o desarrollo fetal, generalmente, indican que, en una mujer sana y bien alimentada, no afecta negativamente al crecimiento del bebé.
Sin embargo, la práctica de ejercicio aumenta la concentración de hormonas en la sangre, entre ellas se encuentra la noradrenalina, que tiene la capacidad de estimular al útero, por lo que, teóricamente, podría estimular las contracciones uterinas, desencadenando un parto prematuro.

Beneficios del ejercicio físico en el embarazo

  • Alivia algunas molestias, a lo largo del embarazo, el cuerpo va caminando ligeramente su centro de gravedad, a medida que el bebé va ganando peso, que se suma al del líquido amniótico y la placenta. Para soportar este peso, es importante recordar cuidar la espalda y, en general, la musculatura del cuerpo. El deporte y los ejercicios localizados ayudan a tonificar y acondicionar el cuerpo a estos cambios, ya desde antes de la gestación
  • Mejora la condición cardiorrespiratoria, a medida que avanza el embarazo, los órganos internos se desplazan dejando espacio al feto, lo que va acompañado de cambios en la función cardiovascular de la madre, que aseguran la evolución favorable del proceso. Una buena manera de reforzar ambos son los ejercicios de "cardio", que mantiene el corazón a pleno rendimiento, siempre controlando que no se sobrepase el límite de pulsaciones establecido por el médico
  • Control de peso, el deporte, sin duda, quema de calorías y es, desde luego, un apoyo para que el cuerpo se equilibre, fortalezca y se produzca un aumento de peso más razonable; además, debemos tener en cuenta que el aumento de peso excesivo durante la gestación puede incrementar el riesgo de padecer enfermedades como hipertensión, diabetes o de sufrir un parto prematuro. El incremento calórico diario durante el embarazo no debería superar las 350 calorías con respecto a nuestra dieta habitual
  • Preparación al parto, un programa de ejercicio físico puede disminuir no sólo los dolores lumbares, sino fortalecer toda la musculatura, incluida la del abdomen y articulaciones pélvicas. Se genera una mayor elasticidad de la zona y, por lo tanto, el cuerpo está mejor preparado de cara a la labor del parto

Ejercicio recomendados en el embarazo

La mujer embaraza que realiza ejercicio de forma regular antes del embarazo es capaz de mantener esta misma actividad, disminuyendo la intensidad conforme avanza el periodo de gestación. La intensidad de las sesiones debe ser progresivamente menor a partir del segundo trimestre de embarazo. La duración de las mismas no puede superar los 60 minutos y se deben realizar descansos cada 15 minutos

Ejercicios cardiovasculares

  • Caminar, una de las mejores actividades cardiovasculares para las mujeres embarazadas. Mantiene en forma el cuerpo sin castigar las rodillas y tobillos
  • Nadar. Los médicos y entrenadores físicos consideran que la natación es el ejercicio más adecuado para las embarazadas y, también, el más seguro. La natación es ideal porque trabaja los músculos de piernas y brazos, ofrece beneficios cardiovasculares, reduce la hinchazón y ayuda contra los dolores de espalda
  • Ejercicios aeróbicos de bajo impacto fortalecen el corazón y tonifican los músculos
  • Correr, una tarea excelente para ejercitar el corazón y aumentar la resistencia. La intensidad del ejercicio dependerá de la propia experiencia personal

Ejercicios de flexibilidad y fuerza

  • Yoga, fortalece los músculos y proporciona flexibilidad, con la ventaja de que no ejercen impacto sobre las articulaciones
  • Estiramientos, fantásticos para mantener la elasticidad, relajar los músculos y prevenir lesiones
  • Ejercicios con pesas, si se toman las precauciones necesarias y se cuida la técnica, empleando movimientos lentos y controlados, los ejercicios con pesas serán una manera excelente de tonificar y fortalecer los músculos

Consejos y precauciones

  • Empezar gradualmente, empleando 5 minutos diarios, llegando hasta los 30, agregando 5 minutos cada día
  • Hacerse un reconocimiento médico previo, con el objetivo de valorar el estado de salud y poder hacer las recomendaciones oportunas de cada caso
  • Evitar el ejercicio intenso en tiempo húmedo y caluroso
  • Realizar los músculos durante 10 minutos antes de cualquier ejercicio intenso
  • Controlar la frecuencia cardíaca en los momentos de máxima actividad. No debe superar los 140 latidos por minuto
  • Levantarse del suelo con cuidado, evitando así el riesgo de hipotensiones ortostáticas
  • La actividad que incluya las piernas, debe hacerse en un corto periodo de tiempo
  • Ingerir abundantes líquidos en la prevención de la deshidratación
  • Las mujeres que no han practicado ningún ejercicio antes del embarazo, deben iniciarlo gradualmente intensificándolo de forma muy paulatina
  • No realizar ejercicios en posición supina (boca arriba) a partir del cuarto mes de embarazo
  • La ingesta calórica debe ser la adecuada
  • La temperatura corporal de la madre no debe superar los 380 C

Síntomas por lo que acudir al médico

Cualquier embarazada que realice deporte tiene que estar informada acerca de ciertos síntomas que pueden presentarse y que indican la necesidad de hacer ejercicio, y acudir lo antes posible a la consulta del especialista.
  • Mareos
  • Debilidad
  • Dolor de cabeza
  • Dolor en el pecho
  • Debilidad muscular
  • Dolor o hinchazón de piernas
  • Sensación de contracciones
  • Reducción o ausencia repentina de los movimientos al feto
  • Pérdida de líquidos

Comentarios