¿Cómo preparar un botiquín de viaje?


Cuando viajamos al extranjero, es probable que el medicamento que normalmente tomamos no esté comercializado o lo esté con otro nombre, que el médico no hable nuestro idioma o que nos resulte imposible encontrar aquel recurso que en nuestro entorno tenemos tan a mano para una simple dolencia sin importancia.


Por esta razón, es necesario esbozar algunos botiquines de viaje, dependiendo de si vamos a un país tropical o una zona de frío. Nuestro farmacéutico habitual es el profesional sanitario más cercano para aconsejarnos sobre el contenido del botiquín de viaje. Aunque no debemos descartar la consulta a nuestro médico de cabecera y, en caso de país tropical, la inexcusable visita a Sanidad Exterior.

El botiquín de viaje debe ser resistente y ligero, situarse en lugares lo más secos y frescos posibles y mantenerlo protegido del sol y de la luz. Los medicamentos deben estar etiquetados y llevar prospecto y fecha de caducidad. Otro de los motivos para conservar los prospectos es que, en algunos países, no podremos encontrar ciertos medicamentos, pero con sus principios activos podremos dar con genéricos o similares de otra marca comercial.

Consejos prácticos

A la hora de diseñar un nuevo botiquín, unos consejos pueden sernos verdaderamente útiles:
  • El botiquín siempre debe guardarse en un lugar protegido del calor, la luz y la humedad
  • Cada año, antes de iniciar nuestras vacaciones, debemos revisar la caducidad y el estado de los medicamentos
  • Conservar los prospectos no será muy útil para consultar indicaciones y, sobre todo, posibles incompatibilidades o interacciones y contraindicaciones entre ellos
  • Es más práctico dividir en dos partes o varias cajas resistentes

¿Qué debe contener el botiquín de viaje?

  • Gasas estériles
  • Algodón hidrófilo
  • Vendas de fijación elástica, tiritas, esparadrapo
  • Tijeras de punta redonda y pinzas
  • Agua oxigenada y alcohol
  • Toallitas antisépticas
  • Guantes de cura estériles
  • Antiséptico para heridas
  • Termómetro clínico homologado
  • Gotas oculares emolientes
  • Analgésico, para dolores musculares, de cabeza, etc
  • Antihistamínicos
  • Antibióticos, sólo se utilizan en caso de no poder acudir al médico y ante la presencia de fiebre alta. Según recomienda Sanidad Exterior, la asociación amoxicilina-ácido clavulánico puede ser una buena alternativa
  • Desinfectantes de agua no potable y sales de rehidratación oral, el agua en mal estado es una de las principales causas de contagio del viajero
  • Corticoides

Preguntas y respuestas

¿Qué medidas debo tomar antes de emprender un viaje si estoy siguiendo un tratamiento médico?
Se recomienda realizar una visita al médico de cabecera, pasar una revisión y obtener un informe sobre la misma, además de la receta con la medicación necesaria en un cantidad suficiente para cubrir un periodo de tiempo que dure su estancia fuera
¿Puedo llevar el botiquín en el equipaje de mano durante un vuelo?
Debemos facturar con el equipaje las agujas, tijeras y otros objetos punzantes, así como las medicinas líquidas de más de 100 ml, a no ser que necesitemos usarlas durante el vuelo. En este caso, se deberán presentar por separado en los controles de seguridad
¿Cómo me protejo de los gastos por enfermedad fuera del país?
Con un seguro sanitario. Cubrirán la hospitalización, enviarán a un acompañante desde nuestro país y pagarán los gastos de repatriación

CREA TU BOTIQUÍN DE VIAJE

Comentarios