6 Consejos para evitar el mareo en los viajes


Han llegado los meses de vacaciones, ya hemos hecho las maletas y emprendemos un nuevo viaje, sin embargo, éste empieza con mal pie en el mismo momento de subir al coche. También puede que para llegar a nuestro destino debamos emprender un pequeño camino por mar. Incluso los viajes en avión pueden acabar provocando todo tipo de sensaciones desagradables.
El caso es que, según estudios recientes publicados por Mens Health, un 31% de la población adulta ha sufrido mareos alguna vez en medios de transporte. Esto es lo que se conoce como cinetosis o mareo por movimiento tiene su origen en una excesiva estimulación de las estructuras internas del oído, encargadas de regular el equilibrio. En líneas generales, son los niños quienes más sufren este problema, pero no es raro que los síntomas aparezcan también en adultos.

¿Por qué se produce esta sensación?

 Nuestro cerebro recibe información sobre el movimiento desde varios sentidos:
  • La vista
  • El sistema vestibular, ubicado junto al oído interno, relacionado con el equilibrio y el control espacial
  • La propiocepción, el sentido que informa al organismo sobre nuestros propios movimientos
Los expertos coinciden en que el mareo que se sufre al viajar se debe a una discrepancia entre la información que llega al cerebro a través de estos sentidos. El mareo por movimiento se agudiza a partir de los 2 años y desaparece poco a poco, de acuerdo con el desarrollo corporal. Suele desaparecer a los 12 años.

Consejos para evitarlo

Algunos consejos difundidos por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) son:
  • El primero de ellos es la mejor medida de prevención: viajar, siempre que sea posible, mirando en el sentido de la marcha, favoreciendo que los ojos y oídos capten el movimiento simultáneamente. Fijar la mirada en un objeto lejano también ayuda a prevenir la sensación de mareo. De la misma forma, conviene no mover la cabeza en exceso y no concentrar la mirada en objetos cercanos, como una consola o un libro. En cambio, una conversación o algo de música ayudará a distraer los sentidos
  • Es muy importante prever algunas paradas, sobre todo si el viaje es largo, y mantenerse hidratado bebiendo pequeños sorbos de líquido. En el caso de la comida, lo mejor es ingerir platos lo más frugales posibles, siendo preferibles alimentos como frutos secos o galletas
  • Otro aspecto a destacar es que el vehículo esté ventilado, sin olores fuertes para evitar que estos provoquen náuseas o molestar a los pasajeros
  • En el caso de viajar por mar, podemos tratar de evitar los mareos ubicándonos en la proa de la cubierta, para respirar la brisa marina
  • Tratar de dominar la situación. En muchos casos, los mareos del viaje se deben a un factor psicológico
  • Ropa ligera, evitando la incomodidad y pesadez

Soluciones en farmacia

Según especialistas de la Clínica Universitaria de Navarra, podemos reducir los síntomas del mareo tomando, preventivamente, un fármaco que deprima la reactividad del laberinto.
  • En caso de los adultos, 30 mg de cinarizina unas dos horas antes del viaje. que puede repetirse cada 8 horas o 100 mg de dimenhidrinato, que pueden repetirse cada 6 u 8 horas
  • En el caso de los niños deben reducirse proporcionalmente la dosis (consultar prospecto) y no se aconseja el uso de tietilperazina

Otros remedios alternativos

Existe una serie de alternativas a los medicamentos tradicionales:
  • Pulsera antimareos, se trata de accesorios elásticos que cuentan con un botón rígido, colocando tres dedos bajo el pliegue de la muñeca, con la intención de estimular un punto concreto de acupuntura, el P6, que según la medicina tradicional china está relacionado con el origen de las náuseas
  • Jengibre, la razón de jengibre se utiliza tradicionalmente por sus propiedades anti náuseas, aunque la Agencia Europea del Medicamento (EMA) recomienda su uso para prevenir la cinetosis en adultos, pero no en niños, por falta de datos, pues su uso puede producir efectos adversos gastrointestinales leves

Comentarios