La importancia de la Rehabilitación tras un Ictus


Una de cada 6 personas va a sufrir un ictus. Sólo en España el accidente cardiovascular afecta a unas 12.000 personas cada año y deja con alguna discapacidad alrededor del 40% (48.000 personas), según datos de la Federación Española del Ictus (FEI).

La rehabilitación debe empezar en el mismo momento en el que el paciente ingresa. Si presenta parálisis en la mitad del cuerpo, los médicos deben asegurarse que el hombro quede abierto, los miembros inferiores estén en posición neutral y la mano en una buena postura. Se trata de que la musculatura más potente no deforme estas áreas y para que el enfermo se recupere mejor una vez haya salido de la UCI, así lo explica Avelino Ferrero, presidente de la Sociedad Española de Rehabilitación y Medicina Física (SERMEF) Jefe de Servicio de esta especialidad en el Hospital Ramón y Cajal de Madrid.
por esto es tan importante la atención precoz, para evitar contracturas y deformidades en el lado afectado por la parálisis. Según este especialista, la rehabilitación de las personas que han sufrido un ictus se debería organizar en cuatro fases:

  • Cuidados de la etapa aguda, en el área de intensivos o en la unidads especializada
  • Fase de tratamiento, una vez que la persona se encuentra estable
  • Estabilización, cuando el paciente puede caminar con ayuda de una férula o bastón
  • Terapia recreativa, en la que se intenta mejorar el manejo del paciente en su vida diaria
Según afirma Inmaculada Bori, jefe de la Unidad de Rehabilitación Neurológica de Daño Cerebral del Hospital Vall D´Hebron, de Barcelona, la recuperación de la movilidad y sensibilidad en los brazos es más complicada que la que se da en las piernas; estas lesiones suelen afectar más la zona cerebral donde está representado el brazo, que es mayor que la de las piernas. Además, aunque consigamos movilidad en los miembros superiores, no es suficiente para realizar todas las actividades diarias.


Durante los 6 primeros que transcurren después de producirse el ictus, el cerebro está primado para recuperarse  y, por tanto, la estrategia de neurorrehabilitación que los especialistas hagan en ese momento, será fundamental para garantizar la recuperación.
A mayor tiempo de tratamiento, mayor recuperación. Dedicar tres horas diarias al tratamiento es la forma más eficaz de recuperación total del paciente, en ese tiempo se deben cubrir las necesidades del enfermo y tratar los aspectos necesarios: terapia ocupacional, logopeda...

Objetivos de la rehabilitación cognitiva

La rehabilitación neuropsicológica es un proceso a través del cual los pacientes, junto con profesionales, trabajan para remediar o aliviar los déficits cognitivos que surgen tras una afección neurológica. Los objetivos básicos son:
  • Reducir  las convencías de las deficiencias cognitivas en la vida diaria
  • Reducir el nivel en que estas deficiencias impiden el funcionamiento adecuado del individuo en su entorno social
Los objetivos globales pueden destacar:
  • Asegurar la autonomía personal y favorecer la socialización
  • Potenciar la estimulación de las funciones cognitivas superiores
  • Acompañar a la persona en la toma de conciencia de sus dificultades

Comentarios