Diabetes: Preguntas y Respuestas



P: Teniendo diabetes, ¿qué problemas puede suponer un embarazo?
R: El embarazo de una mujer diabética, además de que puede descompensar de forma grave la enfermedad de la gestante, aumenta el riesgo de presentar una serie de complicaciones al feto. Para evitar estas terribles dificultades, las mujeres con diabetes deben hacer un esfuerzo extra para mejorar su control tanto antes del embarazo como durante la gestión.


P: ¿Necesitaré tomar insulina si tengo diabetes tipo II?
R: Históricamente, el 30% con este tipo de diabetes necesita terapia con insulina. Sin embargo, existen múltiples fármacos nuevos disponibles que pueden retrasar o evitar la necesidad de este tratamiento. Se espera que cada vez, menos pacientes necesiten reemplazo de insulina para controlar sus niveles de azúcar en sangre.


P: ¿Se puede tomar hipoglucemiantes e inyectarse insulina al mismo tiempo?
R: En niños y jóvenes no es conveniente. En la diabetes tipo II del adulto, se pueden hacer combinaciones bajo inspección médica, algunos hipoglucemiantes son más capaces de producir hipoglucemia severa que otros ti no se toman precauciones alimentarias.

P: ¿Qué es el pie diabético?
R: A consecuencia de los daños producido de esta enfermedad aparecen lesiones en los pies con la prestación de úlceras e infecciones que se pueden complicar gangrenándose el miembro.

P: ¿Provoca la diabetes cansancio crónico?
R: Sí, sobre todo si los niveles de glucosa en sangre no están bajo control, la hiperglucemia, generalmente, provoca un sentimiento de cansancio y sin energía. Cuando se experimentan niveles altos de glucosa, las células no reciben la energía que necesitan para hacer su trabajo. La falta de insulina para ayudar a las células a obtener energía (azúcar) hace que las células se "mueran de hambre", lo que provoca cansancio

P: ¿Qué relación existe entre la diabetes y padecer un infarto?
R: La enfermedad coronaria (angina e infarto) es la principal causa de muerte en pacientes con diabetes, que poseen de 2 a 4 veces mayor riesgo de desarrollarla, según el Hospital 12 de Octubre.
La enfermedad coronaria suele deberse al endurecimiento de las arterias que aportan oxígeno al corazón, al avanzar la enfermedad, el flujo sanguíneo al corazón se reduce, lo que puede causar un ataque al miocardio. En los diabéticos, este proceso es más intenso y extenso, por lo que se deben tratar y evitar otros factores de riesgo.

P: ¿Las personas con diabetes que sólo toman pastillas, necesitarán algún día insulina?
R: Los dos tipos de diabetes más frecuentes (tipo I y tipo II) se diferencian, entre otras cosas, porque los tipo I deben tratarse con insulina desde el comienzo de la enfermedad, mientras que los de tipo II, inicialmente, se controlan con dieta y pastillas. Hay que decir, sin embargo que, a largo plazo, la inmensa mayoría de las personas con diabetes tipo II necesitarán de la insulina para estar bien controlados. Dependiendo de que el paciente siga mejorando peor la dieta, este periodo será más largo o más corto pero, al cabo de 15 o 20 años, es casi seguro que necesitará insulina.

P: ¿Qué es la prediabetes?
R: Si los niveles de glucosa en la sangre están entre los 110-126 mg/dl en ayunas (al menos 8 horas sin comer) o entre 140-200 sin estar en ayunas. A esto se le llama intolerancia a la glucosa, y se considera prediabetes, es decir, pero estaría en riesgo de desarrollarla si no se actúa en consecuencia.
El problema es que, normalmente, no hay síntomas claros, por lo que podrían pasar meses o años en esa situación límite sin darse cuenta y, por lo tanto, no ser capaz de hacer algo al respecto.
Las personas con prediabetes corren un alto riesgo de desarrollar diabetes tipo II, así como graves problemas de salud asociados a ella, como la enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular, teniendo un 50% más de riesgo que alguien que no padece diabetes.

P: ¿Cómo pueden promover los profesionales la motivación por el cuidado de la diabetes en los pacientes?
R: La motivación no es "inyectable", por lo que los profesionales deben enfocar sus esfuerzos en ayudar al paciente a buscar la suya. Para ello, pueden provocar y encauzar su reflexión a través de preguntas:
1. Orientadas a definir objetivos:
  • ¿Qué ganarías si te cuidaras?
  • ¿Qué te gustaría conseguir?
  • ¿Cómo te gustaría verte dentro de un año?
2. Concretando objetivos:
  • Deben ser definidos de manera objetiva
  • ¿Qué dos objetivos crees que podrías lograr en el próximo mes sin tener que hacer demasiado esfuerzo?
3. Orientadas a hacerle ver que al profesional le importa su situación
  • ¿Cómo podría ayudarte yo a conseguir tus objetivos?

Comentarios