¿Cuánto dura un implante dental?


Las prótesis dentales han dado paso en los últimos años a los implantes como la solución más demandada a la hora de sustituir las piezas dentales perdidas. Tanto es así que la implantología dental representa actualmente una de las mayores evoluciones en el ámbito odontológico. La colocación de implantes es, hoy en día, un procedimiento seguro y que en algunos casos permite al paciente disponer de dientes provisionales fijos en sólo 24 horas.

Junto a la comodidad que supone renunciar a prótesis que pueden moverse y generar molestias, los implantes dentales se presentan como una solución estable y de larga duración, siempre que se utilicen los materiales adecuados y un correcto mantenimiento.

¿De qué depende la durabilidad de los implantes?

Para poder valorar cuál es la vida útil de un implante dental, debemos conocer primero los elementos que lo componen y su vida útil.
Un implante dental es una pieza de metal hecha de titanio, que se inserta en nuestros huesos maxilares y que, a través de un proceso de integración, se funde con los huesos. Tras ese período, se procede a la puesta de la pieza externa o corona, la única parte visible.

Calidad de nuestros huesos maxilares

Puede verse afectada por la alimentación y, sobre todo, las pérdidas dentales a lo largo de la vida, además del tiempo que dejemos pasar entre la pérdida del diente y la colocación del implante dental. La calidad y cantidad de hueso, junto con la edad del paciente, son condicionantes claves para decidir el número de implantes a colocar.

Titanio

El titanio es un metal con ciertas características especiales, como la no oxidación que, gracias a esta particularidad, conserva toda su masa de forma intacta, es decir, no se desgasta con el paso del tiempo.
La colocación de un implante de baja calidad puede ser un motivo de fracaso, ya que las características de la superficie del metal, junto al diseño del implante, condicionan el mantenimiento del hueso en toda su longitud, sobre todo en la parte más cercana a la corona dental.

Calidad de la corona

La corona, que normalmente es de resina, porcelana o zirconio. Dichos materiales son altamente resistentes a los golpes, presiones o cambios bruscos de temperatura. Aun así, su deformación o rotura es una frecuente complicación. Tanto la pericia del laboratorio como la calidad de los materiales empleados, son determinantes una vez más para el éxito del implante a largo plazo.

Implantes dentales, ¿para toda la vida?

Según la gran mayoría de estudios científicos, se puede confirmar que la duración de los implantes dentales es, aproximadamente, de unos 30 años en el 90% de los pacientes.


Existen tres casos que pueden conducir a la pérdida del tejido de la zona que rodea el implante:
  • Condiciones locales, las bacterias se acumulan alrededor de un implante tal como lo harían alrededor de un diente natural. Si no se lleva a cabo una correcta higiene, las encías se inflamarán y, finalmente, se provocará una degradación del hueso que da soporte al diente. Este proceso se denomina patología periodontal. Este mismo proceso puede ocurrir, también, alrededor de un implante, si la placa bacteriana se acumula sin ser eliminada
  • Enfermedades sistemáticas, cualquier enfermedad que afecte a la reparación de los huesos u otros tejidos es capaz de provocar el desgaste y agotamiento del tejido óseo que sostiene el implante
  • Sobrecarga de la zona

Comentarios