Aprende a prevenir y curar las picaduras de insectos



Las mordeduras y picaduras de insectos pueden causar una reacción cutánea inmediata. Las mordeduras de hormigas rojas y las picaduras de abejas y avispas son, con frecuencia, muy dolorosas. Es más probable que las mordeduras de mosquitos, pulgas y ácaros causen picazón antes de que dolor.
En la mayoría de los casos, estas dolencias se pueden tratar en casa fácilmente. Sin embargo, algunas personas pueden presentar reacciones extremas que requieran tratamiento médico inmediato.

Las reacciones que siguen a la picadura pueden ser nulas, locales, de pequeña o gran intensidad y, en último lugar, urticaria o anafilaxia sistémica. Un estudio de la presencia del Instituto de Estadística (IE) ha calculado las incidencias de reacciones locales en la población general se aproxima al 5% y van desde eritema leve, hinchazón y dolor, hasta un marcado edema de tejidos blandos, que se extienda a toda una extremidad o gran parte del rostro, párpados o cuero cabelludo. Las reacciones alérgicas sistémicas o graves tienen una incidencia del 0,4% entre la población general y casi todas aparecen en individuos menores de edad.
Este rango epidemiológico está relacionado, probablemente, con el riesgo de exposición. Estas reacciones comprenden un rápido desarrollo (15 minutos) de prurito generalizado o urticaria, rubor y angioedema y pueden progresar hasta las estructuras respiratorias superiores, incluidas faringe, epiglotis, laringe y tráquea. Puede producirse hipotensión sin urticaria ni edema angioneurótico.

Remedios contra las picaduras de insectos

  • Miel, su uso para curar heridas en la piel y prevenir infecciones es milenario, además, la ciencia suma su evidencia. Recientemente se halló que la miel de manuka es efectiva para tratar infecciones crónicas en heridas, según un estudio llevado a cabo en 2015 por investigadores de la Universidad Metropolitana de Cardiff, en Inglaterra. Puede aplicarla de forma local, ya que es antibacteriana y brinda un gran alivio. Pero primero, ante cualquier picadura, la Biblioteca Nacional de Medicina aconseja retirar el aguijón, si lo hubiera, lavar el área afectada con agua y jabón, cubrir con hielo envuelto en tela por 10 minutos y, si es necesario, tomar un antihistamínico o aplicar cremas para la picazón
  • Lavanda, uno de los aceites esenciales más populares por su aroma calmante
  • Plátano, un remedio conocido y seguro tanto para adultos como para niños. Bastará con pelarlo y frotar el inferior de la piel del plátano directamente sobre la picadura. Al instante, el picor desaparecerá de inmediato y se reducirá la hinchazón. Además, procederá a una pronta recuperación y cicatrización será mucho más eficaz
  • Azúcar, un poderoso antibiótico natural que ha motivado profundas investigaciones. De modo que, para evitar que la picadura se infecte, aplicar azúcar en la zona tras llevar a cabo su higienización
  • Aloe vera, un verdadero bálsamo para el ardor, las ronchas y la piel quemada. Aplicar un trozo de hoja abierta sobre la picadura, lo que aliviará el dolor, reducirá la hinchazón y actuará, a su vez, como antiséptico
  • Albahaca, contiene alcanfor y timol, dos compuestos que puede aliviar la quemazón. Para utilizarla como remedio casero, aplastar un poco de hierba fresca y aplicarla directamente a la picadura o comprar en aceite esencial
  • El doctor Rob Hicks, investigador del Hospital de St. Mary, en Londres, sostiene que preparar un  en un recipiente, dejarlo enfriar y aplicarlo con compresas en la zona. Esto ayudará a aliviar la inflamación, gracias a los taninos del té. Hacemos hincapié en la manzanilla, la hierba con más propiedades calmantes, ya sea utilizada en forma de té o aplicada a la piel. Es rica en bioflavonoides apigenina, luteolina y la famosa quercetina
  • Alivia el ardor con una rodaja de limón aplicada directamente. Su potencial antibacteriano y cicatrizante está reconocido a nivel universal
  • Canela, además de repeler mosquitos, posee propiedades antibacterianas y antifúngicas

¿Cómo prevenir las picaduras o mordeduras de insectos?

  • Evitar los movimientos rápidos y bruscos cerca de nidos de insectos o colmenas
  • Utilizar los repelentes para insectos apropiados. Han de aplicarse en el momento en el que el riesgo de picadura sea mayor: al atardecer, en las salidas al campo, por la noche y al aire libre. Existe una amplia gama disponible, desde repelentes químicos a base de N-dietil-3-metilbenzamida o permetrina, hasta otros con extractos naturales formulados con especias de geranios, eucaliptos, lavanda o crisantemos
  • No utilizar perfumes que desprendan olores dulces ni jabones con perfumes o aerosoles para el pelo
  • Mantener una correcta higiene corporal, ya que la sudoración y los olores fuertes atraen las picaduras de insectos

Comentarios