Relación entre la salud bucal y las enfermedades cardiovasculares


Según recientes estudios promovidos por la Federación Dental Internacional y el Consejo General de Dentistas, existe una clara bidireccional entre la salud bucodental y las enfermedades cardiovasculares. De hecho, los pacientes con enfermedades en las encías aumentan su riesgo de padecer dolencias cardiovasculares entre un 25 y un 50%.

La Cardiología y la Odontología pueden parecer muy distantes y, sin embargo, existen múltiples puntos de contacto. Exitosas investigaciones atribuyen este estrecho vínculo a la gran cantidad de bacterias situadas bajo la encía, que pueden pasar a la sangre y afectar otras zonas del organismo, además de aumentar el nivel de inflamación de todo el cuerpo, según Óscar Castro, presidente del Consejo General de Dentistas.

Por ello, el cardiólogo Eduardo de Teresa, de la Unidad del Corazón del Hospital Universitario Virgen de la Victoria (Málaga), afirma que es necesario concienciar a la población de la importancia de cuidar la salud bucal, mantenimiento un control adecuado de su higiene, puesto que incidirá en una mejora cardiovascular. A pesar de las graves consecuencias, que se pueden derivar de la enfermedad periodontal, su prevención es sencilla, basada, principalmente, en hábitos de higiene. Su detección temprana por un periodoncista o dentista evita tratamientos costosos, además del beneficio que induce para la salud general.
La Organización Mundial de la Salud, en su última Asamblea Mundial, ha celebrado la integración de las políticas preventivas y de promoción entre la salud bucodental y la general. La Unión Europea, por su parte ha iniciado una reflexión global sobre el desarrollo de futuras políticas de promoción de salud en enfermedades crónicas, incluyendo en ellas las enfermedades bucodentales más comunes.
Como hemos mencionado anteriormente, la salud bucal y las enfermedades del corazón están conectadas por la propagación de bacterias y otros gérmenes, desde la boca a otras partes del cuerpo mediante el torrente sanguíneo. Cuando estas bacterias llegan al corazón, se adhieren a cualquier área y causan una inflamación. Esto puede resultar en enfermedades como la endocarditis, que es una infección del revestimiento interno del corazón, según la Clínica Mayo.
No sólo basta tener una buena higiene bucal, sino que también es necesario visitar periódicamente al dentista, cada 6 meses o por un periodo máximo de 1 año, debido a que la higiene personal nunca es efectiva en un 100% y las bacterias que se van acumulando pueden provocar daño.

Problemas de encías

Según la Encuesta Nacional de Salud, ocho de cada diez españoles mayores de 35 años sufren problemas en sus encías. La periodontitis es una de las principales causas de la pérdida de dientes. Una excesiva exposición bacteriana en las encías puede elevar entre dos y tres veces el riesgo cardiovascular. Las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte en España.
Existen importantes déficits para valorar el riesgo cardiovascular y diagnosticar adecuada y precozmente estas enfermedades.

Síntomas y señales de advertencia

Alejandra Casanegra, cirujano dentista y periodoncista, cuenta que la prevalencia de infecciones periodontales en la población es bastante alta: a nivel mundial es superior al 75% de personas entre 35 y 44 años.
Según la Asociación Americana de Periodoncia (APP), podemos tener una enfermedad de las encías, incluso si está en sus primeras etapas si:

  • Las encías están rojas, inflamadas y duelen al tacto
  • Sangran al comer, cepillarse o usar hilo dental
  • Existe pus en las encías o en los dientes
  • Con frecuencia, aparece un mal sabor de boca
  • Da la sensación de que algunos dientes se están separando del resto

Comentarios