Los mejores consejos para preparar la jubilación


La jubilación es un proceso económico, social y cultural particular de nuestra época, una consecuencia de la sociedad industrial. A nivel individual, es el periodo de la vida en la que una persona deja de ejercer su profesión habitual, ya sea por edad u otros factores de tipo económico. La jubilación es uno de los cambios más importantes en la vida de una persona, pues supone una transición radical de una etapa fundamental activa a un estilo de vida con más tiempo libre.
Un reciente artículo de El Mundo publica las entrevistas con diferentes psicológicos que coinciden que la jubilación les afecta más a los hombres que a las mujeres, ya que éstas últimas llevan compaginando su empleo con otras actividades durante toda su vida. Siguen explicando que el grado de afectación de la persona depende, en gran parte, de si ésta tiene aficiones, del grado de voluntariedad a la hora de jubilarse, del tipo de trabajo (físico o intelectual) y de mentalización.

La jubilación es un momento decisivo de la vida. En la gran mayoría de caos, este final de la vida laboral conlleva estados de depresión y ansiedad en la persona. Para hacer frente a estos efectos, hablamos con expertos en psicogerontología para proporcionar algunos consejos importantes para prepararse a la jubilación o ayudar a nuestros mayores.
Sea como sea, existen algunas técnicas y recomendaciones para afrontar este momento de la mejor forma posible. Recordar que es una etapa más de la vida y, como todas, debemos disfrutarla y vivirla.
  • Prepararse con antelación para el momento de la jubilación, introduciendo progresivamente nuevos hábitos mientras aún se esté laboralmente activo. Identificando y valorando los conocimientos adquiridos a lo largo de los años, para realizar una nueva actividad tras la jubilación, es importante reconocer en qué área podemos desempeñarnos mejor
  • Cuida nuestro cuerpo para afrontar la vejez es una buena condición física. Realizar ejercicio se muestra como algo fundamental, ya sea caminando a diario o realizando alguna actividad práctica
  • Cuidar nuestra mente, mantener una actitud positiva, sentirse bien con uno mismo, mantener una buena flexibilidad y tolerancia
  • Cuidar las relaciones
  • Evitar que los temas relacionados con la salud se conviertan en una obsesión. Debemos otorgarles la importancia necesaria
  • Mantener la calma
  • Dedicar una parte de nuestros ingresos al ahorro
  • Definir nuevos proyectos

Una jubilación feliz


Lo primero en lo que coinciden los psicólogos es estar mentalizado para cuando llegue el momento.
Preparar la jubilación con tiempo y pensar qué actividades nos gustaría realizar. Incluso probarlas antes de dar el paso. En esta fase pueden ser verdaderamente útiles los cursos de preparación o asesoramiento a la jubilación, que ya han dado buenos resultados en determinados contextos, y han sido contratados, entre otros, por algunos Ayuntamientos.

Comentarios