¿Es posible limpiar nuestro hogar sin productos químicos?


No es ningún secreto que la mayoría de los detergentes que utilizamos diariamente nos perjudican mucho más de lo que nos pueden llegar a beneficiar. A su vez, inhalar determinados productos químicos nocivos, tanto sintéticos como petroquímicos, puede desarrollar reacciones alérgicas y trastornos respiratorios, hipersensibilidad...
Hoy queremos contarte algunas alternativas para minimizar o excluir el uso de estos productos.
  • A la hora de fregar el suelo, puedes sustituir la mayoría de las sustancias limpiadoras de hoy en día como la lejía por jabón natural. Para tal propósito, únicamente debes moler el jabón y mezclarlo con agua
  • Al igual que el extracto de limón, el aceite de árbol de té ha demostrado tener propiedades anti-microbianas. Estos productos, acompañados de agua, dejan impecable el mobiliario
  • Como hemos aprendido en numerosas ocasiones, el vinagre no sólo se puede utilizar para aliñar las comidas, sino que supone una buena alternativa debido a su proceso ácido, por lo que elimina la cal y desinfecta. Sólo mezclándolo con bicarbonato, podemos emplearlo para la limpieza de cristales y azulejos
  • Para lavar tu vajilla a mano, utiliza un jabón biodegradable o nueces de jabón. Disuelve tres cucharadas de jabón rallado en 3 litros de agua. Agrega media taza de vinagre blanco y zumo de limón
  • Si quieres crear tu propio detergente para lavavajillas, pon tres cucharadas de jabón blanco rallado en el recipiente. Llena el resto con vinagre y cierra la tapa
  • La sal es un potente absorbente de grasa. De tal manera, tanto para limpiar el horno o eliminar las manchas de aceite es una solución muy efectiva
  • Es hora de deshacerse de los ambientadores en spray, un remedio es mezclar en un pulverizador agua y zumo y piel de limón troceada. Si, además, necesitas un repelente de insectos, prueba a añadir a la mezcla un poco de vinagre
  • Otro de los productos naturales más socorridos en la limpieza diaria del hogar es el limón. Es ácido y posee acciones blanqueadoras, convirtiéndolo así en un material ideal para la madera. Basta con elaborar una infusión con 1 litro de agua, una bolsa de té negro, una cucharada de aceite de oliva y zumo de limón
  • Los aceites esenciales pueden ser el sustituto perfecto para esos aromatizantes de ambiente llenos de químicos dañinos y, además, disfrutar de las propiedades sanadora de estos aceites esenciales. El aceite de eucalipto, por ejemplo, puede ser utilizado como insecticida, también es un buen antibacterial
  • Para las cañerías, mezclar ¼ de taza de bicarbonato o bórax con una taza de vinagre y dejaremos actuar la solución toda la noche. Al día siguiente, echaremos agua hirviendo y...¡voilá!

Comentarios