Demencia con cuerpos de Lewy


La demencia con cuerpos de Lewy es el tercer tipo más común de demencia, después de la enfermedad del Alzheimer y la demencia vascular. Esta patología es progresiva, lo que quiere decir que, con los tratamientos actuales, la función y habilidades de los pacientes afectados solamente empeorarán al pasar el tiempo. Suele comenzar entre los 50 y 85 años de edad.
Se cree que podría constituir del 10 al 36% de las demencias. Aunque la mayor parte de la demencia con cuerpos de Lewy (DCL) es esporádica, hay unas cuantas familias determinadas genéticamente por anormalidades en el gen de la a-sinucleínala proteína que se cree que está más implicada en la formación de los cuerpos de Lewy. El gen puede presentar una mutación o secuencias de repetición (duplicación o triplicación).

Síntomas

A diferencia de otras formas de demencia que en sus inicios afectan a partes específicas del cerebro, los cuerpos de Lewy se pueden desarrollar en varias partes diferentes del cerebro, lo que puede causar mayor riesgo de síntomas físicos y conductuales. El rango de los síntomas posibles incluye muchos de los mismos que se presentan en personas con la enfermedad del Alzheimer o la enfermedad del Parkinson.

Síntomas parecidos a la enfermedad del Alzheimer

  • Dificultades con la creación de memorias nuevas o recordando tiempos pasados
  • Breves episodios de confusión sin causa aparente, junto con otros trastornos conductuales o cognitivos
  • Llevar a cabo acciones o decisiones inapropiadas

Síntomas parecidos a la enfermedad del Parkinson

  • Andar arrastrando los pies
  • Caminar o permanecer de pie flexionando brazos y piernas
  • Alteraciones motrices

Síntomas únicos de la DCL

  • Fluctuación en la manifestación de estos síntomas cognitivos de un momento a otro
  • Alucinaciones visuales vívidas y bien definidas. En las primeras etapas de la DCL es posible que el paciente admita y describa las alucinaciones
Los problemas del movimiento se presentan en las fases avanzadas en un 70% de los pacientes con DCL. Sin embargo, en un 30% de los enfermos y, sobre todo en los más ancianos, los síntomas del Parkinson ocurren al inicio, antes de los síntomas demenciales. En estos individuos, el deterioro cognitivo tienda a iniciarse con depresión o fallos leves de memoria.


Diagnóstico

No existe una única prueba que diagnostique esta demencia. El médico de Atención Primaria llevará a cabo un examen físico y revisará el historial médico para descartar otras patologías.
Posteriormente, el paciente será derivado a un especialista (neurólogo o geriatría) para hacerle una valoración clínica que incluye una exploración neurológica. Se deben realizar las siguientes pruebas complementarias:

¿Cuál es el pronóstico a largo plazo?

El pronóstico es diferente para cada persona y éste puede verse afectado por el estado de salud en general o por la existencia de enfermedades no relacionadas a la DCL. Debido a que la demencia con cuerpos de Lewy avanza de forma variable, no es posible determinar cuánto tiempo puede vivir una persona con esta enfermedad.
Por lo general, el promedio de duración es típicamente de 5 a 8 años tras el comienzo de sus síntomas obvios, pero puede abarcar de 2 a 20 años.

Tratamiento

Aún no existe una cura definida para la demencia con cuerpos de Lewy. Actualmente, tampoco hay medicamentos aprobados por el Departamento de Control de Alimentos y Medicamentos (FDA) que combaten específicamente esta forma de demencia. No obstante, muchos pacientes parecen beneficiarse del uso de inhibidores de colinesterasa, tales como Aricept, Razadyne o Exelon.
Los inhibidores de colinesterasa, son un grupo de medicamentos recetados a afectados de Alzheimer y otras formas de demencia para hacer más lento el progreso de la enfermedad.

Comentarios