¿Cómo limpiar los muebles acrílicos?


Las tendencias decorativas se transforman rápidamente, sin embargo, algunos clásicos siguen manteniendo su nivel. Es el caso de los muebles acrílicos pero, aunque son muy resistentes a los cambios de temperatura y daños, para conservarlos en condiciones es necesario tener en cuenta algunas precauciones a la hora de su limpieza.
Por otra parte, el acrílico está mucho más presente en nuestra vida diaria de lo que suponemos. Muebles, utensilios y hasta decoraciones de todo tipo lucen este material que reemplaza al cristal.

¿Cómo limpiar tus muebles acrílicos?

Si deseas tener tus muebles acrílicos por mucho tiempo, lo ideal es adoptar hábitos de limpieza que garanticen su cuidado. Nosotros recomendamos usar sólo jabón neutro diluido en agua, evitando cualquier producto químico de limpieza doméstica, puesto que los limpiadores pueden contener alcoholes u otros disolventes que dañen el plástico. Componentes como la acetona, el butanol, el alcohol amílico y el acetato de estilo estropean de manera irreversible el acrílico.
Igual de importante es el tipo material que usemos para extender el líquido jabonoso, intentaremos olvidarnos de cepillos o estropajos.
El primer paso es pasar sobre su superficie una mopa o toalla de microfibra, son el mejor recurso para hacer limpieza y recoger el polvo.
Si después de pasar el trapo notamos que el mueble está mucho más sucio de lo que pensábamos, el paso siguiente será ponerlo sobre una fuente de agua.


Existen productos de limpieza que se usan para mantener los cristales y vidrios, estos materiales no dañarán el acrílico, sino que ayudará a su mantenimiento. Por otro lado, si no disponemos de este tipo de limpiador en casa, probaremos con detergente de lavavajillas disuelto en agua tibia o natural.

Comentarios