Reducir los niveles de presión arterial durante el embarazo


Datos de la Asociación Americana del Embarazo descubre que, aproximadamente, del 6 al 8% de embarazadas padece niveles elevados de presión arterial.
La hipertensión durante el embarazo se conoce como preeclampsia y puede llegar a ser peligrosa, tanto para la madre como para el bebé, siendo primordial para su detección y tratamiento arterial en embarazadas, unas comienzan antes y, otros casos, durante la gestación, todos conllevan riesgos, pero son controlables con los cuidados prenatales adecuados.


 

Hasta hace poco, se consideraba que el bebé intrauterino dependía de la madre en cuanto a la presión. Sin embargo, experimentos del Instituto del Corazón, los Pulmones y la Sangre (NIH) han demostrado que la necesidad de presión que tenga el bebé influye en la de la madre. Y este es, a su vez, el motivo de que, en el embarazo, una presión moderadamente elevada puede mantenerse, dependiendo de los casos. La placenta actúa como "abogado defensor" del feto disminuyendo el nivel de glucosa, la concentración de sal o reduciendo la presión arterial.

¿Cómo prevenir la hipertensión en el embarazo?

En primer lugar, debemos asegurarnos de que nuestra presión arterial esté bajo control:
  • Evitar el exceso de sodio, lo que se consigue consumiendo alimentos sin sal, pudiendo imprentar la dieta con ingesta de sal o de apio, los cuales son hipertensos. La dosis recomendada por 2.300 mg de sodio diarios
  • Beber dos litros de agua al  día como mínimo. Una buena hidratación ayudará a eliminar la sal del cuerpo y evitar la retención de líquidos, factores importantes para regular la presión arterial
  • No es conveniente permanecer demasiado tiempo de pie, pues favorece la retención de líquidos y una mala circulación
  • Dormir lo suficiente, descubre en el siguiente enlace qué recomiendan los expertos para descansar correctamente
  • En caso de que se tomen medicamentos para la presión arterial, preguntar a nuestro médico si debemos variar su cantidad o, directamente, suspender su consumo. Los expertos recomiendan evitar los medicamentos antihipertensivos 
  • Pedir un consejo a nuestro profesional sanitario

¿Cómo bajar la presión arterial durante el embarazo?

La hipertensión en el embarazo es una condición que requiere cuidado y atención, pues de lo contrario puede conducir a un cuadro de preeclampsia, que pondría en riesgo la salud de la madre y el feto.
  • Cuidar con mucha atención el consumo de sal, pues sigue siendo necesaria para el bebé. Disminuir todo lo posible la ingesta de embutidos, alimentos deshidratados, sopas de sobre y comidas precocinadas es un consejo bastante común
  • Las mujeres inactivas tienen mayores riesgos de sufrir una presión arterial alta que aquellas que hacen ejercicio. Procurar caminar, como mínimo, 30 minutos al día es bastante recomendable para favorecer el correcto desarrollo del embarazo
  • Reducir el estrés, pues éste puede elevar la presión, en cualquier caso. No trabajar en exceso o probar técnicas de relajación puede aportar serenidad a nuestro cuerpo y mente
  • Llevar una alimentación rica en frutas y vegetales, reduciendo el consumo de azúcares procesados y frituras ayudará en gran medida a bajar y mantener en buen estado nuestra presión arterial
  • Revisa bien tus medicamentos, pues puede ser un efecto colateral de algunos
  • Mantener un adecuado control prenatal

Dieta para controlar y disminuir la hipertensión arterial

Comentarios