Errores más frecuentes a la hora de reformar tu casa


Cuando ha llegado el momento de realizar una reforma en nuestra vivienda, nos damos cuenta de de la cantidad de puntos importantes que deben estar atados para conseguir un exitoso resultado y hacer que el proyecto no sea muy duradero.
Nos movemos por las expectativas y la impaciencia de estrenar una zona nueva de nuestra casa, lo que nos impulsa a cometer errores que, quizás, paguemos a largo plazo.
Primero, debemos planificar el proyecto, dejando claro:
  • Los objetivos de la reforma en el presente y el futuro, dedicar tiempo al diseño del proyecto
  • El papeleo de los permisos de obra, informarse bien sobre qué documentos son necesarios
  • Tener en cuenta las zonas de prohibición y protección en la colocación de los puntos eléctricos. El Reglamento Electrónico de Baja Tensión (REBT)  establece una zona de prohibición dentro del cuarto de baño, refiriéndose al espacio de la bañera o ducha, dónde no se podrán instalar interruptores, tomas de corriente o aparatos de iluminación
  • La idea de participar de forma activa en el desarrollo de la obra, comprobando que todo se esté llevando a cabo según nuestra petición
Probablemente, algunos de estos consejos que encontrarás entre los errores más frecuentes a la hora de reformar tu hogar te parecerán muy obvios, pero la práctica demuestra que, en la mayoría de los casos, son los primeros que olvidamos y los que resultan más desastrosos.

Elegir el presupuesto más barato

Cualquier presupuesto para obras, por muy económico que sea, nunca garantiza la calidad de los materiales, los tiempos de ejecución de cada trabajo, el número y la profesionalidad de los trabajadores a contratar.. Son factores que pueden encarecer o abaratar un presupuesto, pero muy importantes.
A su vez, a la hora de solicitar un presupuesto, deberemos ser específicos y detallar qué tipo de materiales vamos a querer que se utilicen: tipos de suelos, muebles de cocina, griferías...


Contar con un plan de obra

Durante el proceso de realizar una reforma, es muy importante la redacción de un proyecto, dónde queden reflejadas las propuestas. De esta manera, conoceremos si la empresa constructora ha entendido bien los objetivos que queremos alcanzar. La comunicación entre la empresa y el propietario es clave para el éxito de la obra.
Una vez elegidos los profesionales, solicitaremos un plan de obra, en el que nos aparezcan redactados los pasos a seguir durante la reforma, de manera que podamos hacer un seguimiento de los plazos.


Fijar la fecha de finalización de obra

Se debe firmar un acuerdo con los encargados de la reforma en el que se especifique una fecha prevista de finalización de la reforma, lo que evitará muchos problemas y desavenencias. No obstante, siempre hay que buscar un acuerdo y ser flexible, además de exigir a nuestros trabajadores total sinceridad en cuanto a posibles retrasos y sus causas.


A la hora de decorar...

Debido a la impaciencia y el estrés tras la obra, no deberíamos:
  • Comprar los muebles antes de ver los resultados
  • Pintar sin tener en cuenta la iluminación de la estancia y el espacio útil
  • No dar suficiente importancia al color
  • Buscar sólo la parte estética de los muebles y complementos
  • Usar un sistema de organización incorrecto

  • Tener gran cantidad de armarios, lo ideal es tenerlos justo dónde los necesitas y que tengan un tamaño adecuado
  • Colocar una cortina por obligación. Es cierto que las cortinas transmiten elegancia y crean ambientes íntimos, pero si una ventana realmente no necesita una cortina...

Todos sabemos lo duro que resulta limpiar tras una reforma, pero... ¿Por qué no Dejarse Ayudar? ¡Consulta nuestro servicio de limpiezas integrales en www.asidom.com!


















Comentarios