El secreto de una buena digestión


Tener una buena digestión ayuda al organismo a absorber y aprovechar todos los nutrientes de los alimentos consumidos, sin embargo, es uno de los problemas más comunes relacionados con el aparato digestivo, que puede hacernos pasar un mal rato.
Las proteínas y grasas pueden provocar la producción de más ácido, aumentando la acidez estomacal y debilitando una válvula que conecta el estómago y el esófago, dejando que este ácido suba, produciéndonos malestar.

Un proceso digestivo, regularmente, dura entre 18 y 24 horas, según explica la doctora Irene Bretón, miembro del grupo de nutrición de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN).
Hoy queremos contarte algunas claves que te ayudarán en tu día a día para evitar pasar por este proceso:
  • Evitar beber mucho durante las comidas, debido a que las enzimas que necesitamos para la digestión se disuelven
  • Seguir el orden de ingestión de alimentos, la fruta debe comerse 20 o 30 minutos antes de la comida, especialmente si hay proteínas

  • Para prevenir la temida acidez estomacal y las digestiones pesadas, es recomendable no tumbarse inmediatamente después de las comidas, ni hacer ejercicio físico, lo que evitará el retorno de los jugos gástricos al esófago
  • La postura también supone un factor influyente. Debemos comer sentados, pero erguidos. Cuando se come de pie, el organismo lo interpreta como una acción rápida y estresante. Por otro lado, cuando comemos tumbados, no se deglute y traga de la misma forma, por lo que el alimento no se metaboliza correctamente
  • Moderar las cantidades. Por muy típico que suene, es más importante comer con moderación, se puede comer lo mismo, pero en cantidades más pequeñas
  • Cuidar los hábitos a la hora de comer: Evitar consumir alimentos con alto contenido de aceites, especias o salsas en exceso o bebidas con gas
  • No ingerir líquidos muy fríos durante las comidas, lo que supondrá un grave cambio de temperatura
  • Masticar bien y saborear la comida, con ello, ensalivaremos bien los alimentos antes de tragarlos, favoreciendo la digestión
  • Los alimentos fermentados ayudan a mejorar la digestión, porque sus bacterias defienden las defensas naturales de nuestro cuerpo

Alimentos que dificultan la digestión

  • Chocolate, la cafeína que contiene puede provocar acidez estomacal en personas con predisposición a tener digestiones complicadas. Lo ideal sería tomar chocolate negro con un 70% de cacao
  • Carbohidratos procesados, además de elevar el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, se mueven muy rápido por el tracto intestinal y producen inflamación y otros problemas de estómago
  • Fritos, al ser alimentos ricos en grasas saturadas, son difíciles de digerir y provocan incomodidad y pesadez durante horas. También, pueden influir en el reflujo ácido

Alimentos que ayudan a la digestión

  • Carnes magras, este tipo de alimentos son más fáciles de digerir por su bajo contenido en grasa
  • Probióticos, alimentos como el yogur contienen bacterias benéficas que ayudan a la digestión de ciertos nutrientes

La digestión es el fundamento de una buena salud.



Comentarios