Datos que nunca deben aparecer en un Curriculum


Hoy en día, el uso de currículum es fundamental para una búsqueda de trabajo, y si bien no asegura el puesto, es un complemento que resume la vida académica y profesional de una persona abordada, posteriormente, en una entrevista. Esta herramienta es el primer filtro que usan las empresas para elegir candidatos.
Antes de comenzar la lista de lo que no debe aparecer nunca en un curriculum, hemos observado unas cifras alarmantes sobre la actualidad española. Una Encuesta de Población Activa (EPA) recientemente sobre los principales obstáculos que encuentran los jóvenes a la hora de buscar un empleo nos hace pensar sobre las nuevas perspectivas que ellos tendrán. El informe concluyó categóricamente que:

  • El 36% de los jóvenes no cuenta con información suficiente sobre las ofertas laborales
  • El 24% desconoce la existencia o metodología de las bolsas de trabajo
  • Un 19% carece de la especialización y práctica que exige el mercado laboral
  • El 18% no posee herramientas o ignora las técnicas de búsqueda de empleo
  • Solo el 3% no encuentra un empleo por motivos ajenos a su preparación tanto teórica como práctica
Esta situación nos obliga a reflexionar sobre la importancia de conocer las destrezas y habilidades necesarias para una búsqueda activa de empleo efectiva y con resultados. Es cierto que los jóvenes presentan más dificultades a la hora de crear un Curriculum Vitae, ya sea por la inexperiencia, desconocimiento o, simplemente, por no saber exactamente qué poner y qué no.

¿Qué no poner?

  • Fotos informales, lo recomendable es una de tamaño carnet en blanco y negro
  • No entrar en muchos detalles en lo que se refiere a la información personal, como el estado civil, número de la Seguridad Social o aficiones
  • Defínete de forma clara, organizada y sintética
  • Objetivos, sobre todo si estás postulando a una industria desconocida
  • Eliminar todas las experiencias laborales irrevelantes
  • Si has redactado un currículum cronológico, procura no dejar espacios de tiempo en blanco. Estas interrupciones pueden generar una mala imagen de ti al entrevistador, aunque no corresponda con la realidad. Un currículum funcional es lo más aconsejable, en caso de grandes huecos cronológicos
  • Exceder el número de páginas, debido a querer incluir todos los detalles de la experiencia laboral. Esto se complica aún más cuando el solicitante ha estado en varias empresas o ha cambiado de puesto con frecuencia. El concepto de curriculum debe enfocarse al "menos es más", la idea es tratar de ser lo más conciso posible, enfocarse en lo más resaltante de tu trayectoria y darles mayor importancia a tus últimas experiencias
  • Evitar alardes técnicos
  • No utilizar pronombres personales, un curriculum no debe incluir las palabras yo, mi, él, ella o mío
  • Incluir documentación no solicitada, la mayoría de las veces podemos sentir la necesidad de demostrar que todo lo que se encuentra expuesto es verdad, por lo que optamos por incluir en él una copia de un título, algún reconocimiento obtenido, gran número de referencias, una carta de presentación... Es en la entrevista cuando podremos sacar a la luz nuestras habilidades, aptitudes y experiencias, ala vez que certificar esos conocimientos

¿Qué es indispensable poner?

  • Información en contacto
  • Título profesional, debe quedar claro cuál es tu profesión y sector
  • Palabras clave de la oferta de trabajo, especialmente útil si los empleadores utilizan herramientas para detectar candidatos online, tu CV debe incluir las palabras que suelen buscarse en tu sector. Es interesante que identifiques los términos que más se mencionan en las ofertas de trabajo y los incluyas en tu currículum
  • Destaca la experiencia profesional, ya sea un currículo funcional o cronológico, siempre debe incluir un pequeño resumen claro y a la vista sobre tu historial profesional, que podrías situar al inicio de página o antes de listar los puestos
  • Incluye un enlace a tu perfil profesional en redes sociales, como Linkedin

Comentarios