Cómo mejorar la Eficiencia Energética de tu hogar


Para saber cómo ahorrar grandes cantidades en casa gracias a la Eficiencia Energética, debemos saber que es una práctica que tiene como objeto reducir el consumo de energía.
La Eficiencia Energética es el uso eficiente de la energía, de esta manera, optimiza los procesos productivos y el empleo de ésta, utilizando lo mismo o menos para producir más bienes y servicios. Dicho de otra manera, producir más con menos energía No se trata de ahorrar luz, sino de iluminar mejor consumiendo menos electricidad, por ejemplo.



La etiqueta energética muestra, entre otros datos, la clasificación energética. La escala se compone de siete letras correlativas, haciendo la letra A más eficiente. Cumplido su primer aniversario, el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) ha puesto sobre la mesa la epidemiología de las casas certificadas en España:


  • El 45% son E
  • El 28% son G
  • A, B y C apenas suman el 4,3%
Una vivienda con una buena eficiencia energética permite ahorrar un 40% en energía y. a veces, muchas de las mejoras están en nuestra mano. Hemos seleccionado una lista de algunos consejos que IDAE nos ha proporcionado para lograr hogares con la máxima cualificación energética.

Ahorra más de lo que inviertes

En este sentido, las obras de aislamiento del edificio o de la vivienda es una de las soluciones más efectivas, principalmente, teniendo en cuenta la escalada del precio de la energía, mientras que el coste de los materiales y su instalación han decrecido. Esta situación, Aipex ha demostrado que, por cada euro que se invierte en el aislamiento del inmueble, se produce un retorno de unos 7€ gracias al ahorro de energía.


Aislamiento

En España, más de la mitad de los edificios no cuentan con la protección térmica adecuada, lo que supone que, alrededor de un 40% de la energía total del país a la par que importamos en torno al 80% de esta energía, así lo afirma ABC.


Es conveniente instalar ventanas de doble cristal y carpinterías con rotura de puente térmico. A su vez, los cajetines de las persianas deben estar convenientemente aislados. Cerrar persianas y cortinas por la noche evita importantes pérdidas de calor.

Bombillas de bajo consumo o LED

Las bombillas convencionales sólo convierten en iluminación un 15% de la electricidad consumida, el resto es calor. Utilizan entre un 50 y un 80% menos de energía para producir la misma iluminación y, además, tienen una vida útil mucho más larga que las incandescentes.



Calefacción y agua caliente

La calefacción puede ser objeto de ahorro con hábitos de consumo tales como su uso racional, el consumo total de una vivienda suele ser del 46% del total del consumo, pudiendo alcanzar el 60% si se incluye el agua caliente. El ahorro de energía puede producirse por una correcta elección de una caldera o por el correcto aislamiento térmico de las habitaciones


Respecto al agua caliente, puede emplearse como ayuda la energía solar térmica, mediante el uso de sistemas de almacenamiento de energía que retengan el calor para que el agua caliente esté disponible la mayor parte de tiempo posible.
Asimismo, se puede ahorrar energía dotando a los grifos del fregadero y lavado de perlizadores, y a las duchas con reductores volumétricos de caudal o alcachofas de mano eco-eficientes. De esta forma, se puede reducir el consumo de la energía empleada en calentar agua en más del 40%. Si instalamos un mecanismo de doble pulsador al inodoro, el ahorro de agua puede ser superior al 70%.
Una temperatura confortable por el día oscila entre los 190 y los 210 C, mientras que por la noche, la temperatura ideal puede ser entre 15 y 170, si bien es cierto que se trata de un tanto subjetivo, ya que el confort personal está revestido de connotaciones muy personales. Teniendo en cuenta que cada grado aumenta el consumo en un 7%, se aconseja:
  • Adecuar el vestido en el domicilio acorde a las condiciones de temperatura, pudiendo emplear edredones, mantas y prendas similares
  • No tapar u obstruir los radiadores, ya que su función es la de emitir calor, ya entorpecida por la colocación de muebles
  • Vigilar el aislamiento de las habitaciones, impidiendo fugas de calor o entradas de aire frío de ventanas abiertas

En Asidom conocemos estos datos gracias a la Agencia Internacional de Energía (IEA).

A la hora de comprar electrodomésticos

Es recomendable fijarse en los que consumen menos, indicado en las etiquetas energéticas. Respecto a los hábitos, por regla general sobre un uso racional y en un correcto mantenimiento:
  • Frigorífico, mantener bien cerrada la puerta en todo momento
  • Lavadora y lavavajillas, planificar los lavados, de tal forma que cada uno tenga su máxima carga
  • Si cocinas con horno, evitar abrirlo mientras esté encendido, ya que la temperatura baja unos 25 o 30 grados, forzándolo a usar más energía
  • El microondas, usa mucho menos energía que el horno convencional, utilizar este pequeño aparato supone un ahorro de entre el 60 y el 70% de energía, siempre y cuando sea un modelo con etiquetado energético A

Ayudas del Gobierno

El Gobierno ha anunciado que concederá ayudas directas y préstamos reembolsables para medidas contra el cambio de la caldera o la sustitución de la energía de las fachadas de los edificios o de las calderas. En el caso de sustituir la energía tradicional por biomasa o energía geotérmica, realizar obras en fachadas y ventanas o instalar caldeas, obtendrá préstamos reembolsables que pueden llegar a suponer el 80 o 100% de su valor.

Comentarios