8 Mitos del Azúcar



La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Organización Mundial de la Salud (OMS), invitaron en 1998 a expertos mundiales en nutrición para que comentaran los hallazgos recientes sobre carbohidratos en la nutrición humana. Su reporte confirmó que no existe un involucramiento de la sacarosa u otros azúcares en el desarrollo de enfermedades como la obesidad, la diabetes o enfermedades cardíacas.
También, debemos tener en cuenta que los azúcares han atravesado diversas polémicas a lo largo de la historia, acumulando ciertos mitos y verdades. Por ello, queremos subrayar la importancia de conocer a qué nos referimos cuando hablamos de azúcar: se trata de carbohidratos y, por tanto, son quienes brindan el combustible energético por excelencia que el organismo necesita, la glucosa.

Por esta razón, hoy, queremos contarte algunos mitos sobre esta sustancia:

1. El azúcar engorda

Según la Organización Mundial de Investigaciones Azucareras (WSRO), la obesidad y el sobrepeso ocurren cuando existe un exceso prolongado de energía consumida sobre la energía que necesita el cuerpo para la actividad física.
Vale recordar que 1 gramo de carbohidratos provee únicamente 4 kcal, mientras que 1 gramo de grasa, provee de 9 kcal. De esta manera, los estudios han demostrado que los consumidores de azúcar tienden a tener menos grasa en su dieta.
El sobrepeso es un resultado de una interacción compleja que incluye la genética, el ambiente externo, el sedentarismo y la selección alimentaria.


2. El azúcar es necesario para el correcto funcionamiento cerebral

Las células y neuronas de nuestro cuerpo utilizan la glucosa como combustible. El azúcar es una fuente de ésta pero, desde luego, no es la única ni la más eficaz.


3. Eliminar el consumo de azúcar previene enfermedades

Al igual que todos los alimentos, debe ser consumido con moderación y dentro del contexto de una alimentación variada y equilibrada. No existen nutrientes ni comidas culpables en sí mismos de provocar enfermedades, pero se deben evitar los excesos y llevar un estilo de vida activo. El riesgo para la salud es el exceso de consumo y no el producto, como lo señala el 88% de los investigadores de la Universidad Nacional de Lanús, citada posteriormente,
Por su parte, la OMS recomienda no tomar más de 6 cucharadas de azúcar diarias.


4. El azúcar causa diabetes

La diabetes es una enfermedad en la cual el organismo está incapacitado para utilizar el azúcar de forma correcta. Las causas son complejas y están, generalmente, asociadas a alguna otra enfermedad base, al sobrepeso o a la genética.
Si bien, la alimentación no causa diabetes pero constituye un pilar fundamental en el tratamiento de la misma, junto con la actividad física y la medicación.


5. El azúcar moreno es más sano que el blanco

Son tan sanos y naturales por igual. El escaso contenido en vitaminas y minerales del azúcar negro provienen de la maleza, pero son prácticamente insignificantes. Según una reciente investigación de consumo de dulces por la Universidad Nacional de Lanús, el 50% de la población mundial cree esta afirmación.


6. Los niños deben tomar más azúcar

Esta creencia tan extendida está creando una generación de niños obesos, pues éstos necesitan la misma cantidad de azúcar que una persona adulta.


7. El azúcar causa hiperactividad

Varios estudios han corroborado la inexistente relación entre el consumo de azúcar y la hiperactividad. Una investigación sobre los efectos de la ingestión de azúcar del Instituto Nacional de la Salud en Estados Unidos pidió que evaluaran el comportamiento de los niños al consumir un refresco sin azúcar, diciéndole que sí lo contenía. Los niños presentaron el comportamiento similar que sus padres aseguraban cuando consumían azúcar.


8. Los endulzantes artificiales son más saludables que el azúcar

Muchas personas que buscan cuidar su peso prefieren los endulzantes artificiales pensando que son una mejor opción que contienen menos calorías. Aun siendo esto verdad, no necesariamente es la versión más saludable. 
La Administración de Alimentos y Medicamentos de EEUU (FDA) califica a los endulzantes artificiales como seguros, sin embargo, varios expertos aseguran que sus efectos a largo plazo son, todavía, desconocidos.

Comentarios