¿Cómo Limpiar el Cuero de Ante?


Teniendo en cuenta que el cuero de ante se utiliza en una serie de productos, incluyendo la tapicería, guantes, chaquetas, bolsos o calzado por ser un material aterciopelado y elegante y, además, lo suficientemente resistente, debemos saber que también son delicados, pues pueden estropearse con el polvo, los roces o las manchas.
Hoy queremos contarte algunos trucos para limpiar el cuero de ante:


  • Para limpiar un calzado de ante de suciedad o polvo superficial lo ideal es usar un cepillo especial para gamuza o un cepillo de dientes, siendo un remedio casero. Frotar siempre en la dirección del pelaje, evitando así su deterioro
  • Cuando haya piedras o marcas de tierra de desgaste, le pasaremos una lima de uñas
  • Para los días lluviosos, eliminar el agua con toallas de papel o tela y dejarlo secar a temperatura ambiente. Si la prenda o el calzado ha estado muy expuesto al agua, rellenar con papel para favorecer su absorción
  • Si vas a utilizar un desengrasante como el amoniaco, pruébalo primero en una pequeña zona
  • Para las manchas ligeras podemos usar una goma de borrar, uno de los trucos de limpieza más efectivos y fáciles
  • Si las manchas de agua son antiguas, un método para hacerlas desaparecer es volver a mojar toda la superficie utilizando un spray con agua y, con la ayuda de un paño seco, quitar el exceso de humedad
  • Para manchas de grasa, presionar sobre la mancha con un trapo de algodón, tratando de absorber y, a su vez, secar. Aplicar sobre la mancha polvos de talco, dejándolos actuar, al menos, 11 horas, para luego cepillarla suavemente
  • Las manchas también se pueden frotar con una toalla húmeda y un poco de vinagre blanco
  • Tratar de eliminar las manchas secas con un uso cuidadoso de lápiz limpiador
  • Para limpiar y recuperar el color cuando la mancha es un poco más importante, podemos mezclar algunas gotas de amoniaco en agua y frotar con un cepillo de dientes, siempre en la dirección del ante

Tras conocer sus métodos de limpieza, procederemos a descubrir los de mantenimiento:
  • Debemos tener en cuenta que el ante es extremadamente delicado y que, si no lo cuidamos bien, en poco tiempo puede verse desgastado
  • En las tiendas que demandan estos productos, podremos encontrar algún material especial para protegerlos. Estos limpiadores suelen ser un aerosol, por lo que es mejor rociar sobre un paño suave y limpio, para después pasarlo por la prenda
  • No permitas su larga exposición a la humedad, pues es uno de sus peores enemigos

Comentarios