¿Yoga en la Tercera Edad? ¡Por Supuesto!


Las clases de Yoga para las personas mayores son perfectas para desarrollar sus capacidades, trabajando dentro de los límites permitidos por el cuerpo y, siempre, apuntando a mejorar la calidad de vida en la “Edad Dorada”.
Estas clases buscan estimular la flexibilidad muscular, la irritación y la postura. De acuerdo con el Blog del Yoga, para las personas con problemas óseos o musculares, es importante consultarlo primero con un médico, pues sabrá explicar qué posturas se pueden realizar o no.


El Yoga y la meditación son actividades muy estimulantes en la edad avanzada, por sus beneficios a nivel orgánico y muscular y en los aspectos mentales y emocionales.
Algunas posturas muy utilizadas y eficaces en la Tercera Edad son:

Postura Fácil o Sukhasana


Postura del Gato o Marjaryasana


Postura del Perro o Adho Mukha Svanasana


Postura de la Langosta o Salabhasana


El Alivio del Viento o Pavanamuktasana


Media Torsión Espinal o Ardha Matsyendrasana


Postura de Liberación al Viento o Pavanamuktasana


¡Anímate o anímalos! Nunca es tarde para conocer nuevas pasiones

Comentarios