Formas de Combatir las Migrañas y los Dolores de Cabeza


Debemos distinguir entre la cefalea y las migrañas.


  • La cefalea hace referencia a los dolores y molestias localizadas en la cabeza. Es un síntoma bastante frecuente, es estima que en los países occidentales la presenta, al menos una vez al año, el 50% de la población, aunque sólo el 20% ha presentado cefalea intensa. Es un trastorno generalmente benigno y transitorio, que, en la mayor parte de las ocasiones, cede espontáneamente o con la ayuda de algún analgésico o remedio.
  • La migraña, también llamada hemicránea o jaqueca, es una enfermedad que tiene como síntoma principal un fuerte dolor de cabeza. Es una afección muy frecuente, de base genética, que afecta a entre el 12 y el 16% de la población mundial, siendo la incidencia más alta en mujeres. El 80% de los pacientes presentan su primer ataque antes de los 30 años. La enfermedad cursa con episodios de dolor agudo, con una frecuencia muy variable, lo más usual es entre uno y cuatro episodios mensuales, que duran entre 4 y 72 horas, si no se realiza ningún tratamiento.

Remedios naturales para el dolor de cabeza o cefalea

  • Té de limón, que posee varias aplicaciones medicinales.Una infusión con una cucharadita de este té debería poner fin a tu malestar
  • Agua: una de las causas más comunes de los dolores de cabeza es la deshidratación. cuando empiezas a notar las primeras molestias, asegúrate de beber un par de vasos de agua y, en las horas posteriores, continuar tu hidratación.

  • Hielo, un remedio muy útil y económico. Simplemente, echa 5 o 6 cubitos de hielo en una bolsa, cúbrela con una tela y aplícalo sobre la zona dolorida o en el cuello. En 20 minutos te sentirás como nuevo/a.

  • Infusión de Manzanilla, el truco de la abuela nunca falla. La manzanilla es una de las plantas más usadas por sus múltiples aplicaciones terapéuticas.

  • Alcachofa, alcauciles, chocolate, queso y nueces: para cefaleas habituales, es muy importante que estos alimentos estén en tu dieta.

  • Relajación y descanso, una causa también muy común es el estrés o la falta de sueño. Tu cuerpo está manifestando que es hora de relajarse o, incluso, echar una pequeña siesta.

  • Controlar la respiración o realizar un masaje puntual en la zona, haciendo movimientos circulares sobre los ojos, en la sien, la base de la nariz y/o en los lóbulos de las orejas regularán tus dolencias.

  • Café, el amante de tantos y con propiedades para reducir la inflamación, en este caso de los vasos sanguíneos del cerebro.

  • Aromaterapia: podemos encontrar aceites esenciales que son de gran efectividad para combatir el dolor de cabeza. Los más usados son la lavanda, mejorana o eucalipto.

  • El ejercicio físico, acorde a las posibilidades de cada persona, es una buena manera de prevenir o aliviar el dolor débil. Esta actividad relaja los músculos y libera tensión, como ya sabemos, una de las causas fundamentales de la cefalea. Además, liberarás endorfinas, un tipo de hormonas naturales que pueden ser hasta veinte veces más potentes que los analgésicos.

  • Aunque parezca increíble, las rosas gozan de propiedades que ayudan a combatir el estrés y la ansiedad. Te recomendamos colocar en tu habitación un recipiente con agua hirviendo y agregar pétalos de rosa.

Remedios naturales para las jaquecas o migrañas

  • Jengibre, la raíz de este alimento tiene propiedades antinflamatorias y analgésicas, ideales para combatir la migraña y casi todos sus síntomas. Prepara un té de jengibre, añadiendo un trozo de la raíz.


  • Vinagre de manzana, con una charada bien mezclada en un vaso de agua bastará+

  • Cáscara de sandía: colocándola sobre la sien durante unos 30 minutos

  • Utilizando una sal de alta calidad, lo que supondrá un remedio más completo, ya que tiene múltiples minerales, electrolitos y diversos elementos. Toma un vaso de zumo de limón, añadiéndole una buena cantidad de sal y.. ¡Notarás resultados casi inmediatos!

  • La oscuridad también funciona, pues relaja tus sentidos y evita estímulos sensoriales, tales como luz brillante o parpadeante

  • Una ducha fría y ¡A dormir!

Comentarios