¿Cómo Limpiar Paredes de Distintos Materiales?


No todas las paredes necesitan el mismo mantenimiento o proceso a la hora de su limpieza. Dependiendo del material con el que estén fabricadas, precisarán diferentes cuidados.
Hoy, queremos ayudarte, por lo que te traemos un artículo muy interesante con unos consejos para la limpieza de tus paredes.
Para empezar, queremos contarte un consejo básico y muy útil para nuestras auxiliares en una buena limpieza de paredes: Comenzar por la base de la pared y continuar gradualmente hacia arriba, secando las partes limpias. Esto evitará que queden marcas de gotas.

Madera

No son las paredes más convencionales, como el pladur o una pared pintada. Este material presume de estupendas cualidades y características a la hora de decorar y evitar que el frío invada nuestro .
Usar una lanilla de acero mezclada con alcohol rebajado en agua, será nuestra mejor opción.

Mármol

Primero, queremos señalar qué productos dañan el mármol; que puede ser fuerte y frágil a la vez. Puede dañarse si se expone a los ácidos y álcalis fuertes.
Los productos de limpieza doméstica, como los limpiadores en spray que compramos para nuestra , son perjudiciales para este material, ya que contienen productos químicos que pueden dañarlo y quitarle brillo con el tiempo.
Puedes limpiarlo con líquidos o en seco. Los líquidos más aconsejables son:
  • El jabón mezclado con agua, secando la superficie
  • Los disolventes, tras leer detenidamente sus instrucciones

Pizarra

Antes de comenzar, debemos tener en cuenta que no podemos usar cualquier producto, como lejía, amoniaco, vinagre o productos con cal.
Un producto con PH neutro es una solución muy aconsejable.
Existen dos maneras de limpiar las paredes de pizarra:
  • Usar agua caliente
  • Si el método anterior no funciona, se puede humedecer un paño o esponja en agua y un chorrito de agua oxigenada. Dejar reposar la mezcla durante 15 minutos.


AZULEJO

Nos encontramos con varias opciones:
  • Usar un cepillo de dientes viejo para poder alcanzar los rincones y eliminar la suciedad. Al mismo tiempo que se utiliza una esponja o bayeta para la superficie de las baldosas.
  • El amoniaco es un buen remedio, te recomendamos diluirlo en agua, el uso de guantes y la buena ventilación de la habitación, pues puede ser corrosivo para nuestros ojos y piel.
  • Para sacar brillo a los azulejos puedes usar líquido limpia-cristales y un trapo limpio y seco. Una vez limpia la pared, pulverízala con el spray y verás al instante un cambio reluciente.
  • Alcohol de quemar con algodón
  • También puedes mezclar alcohol con amoniaco en partes iguales y añadirle un chorro de detergente concentrado, posteriormente se incorporará medio litro de agua.
  • Vapor de agua, una manera rápida y económica. Llena una olla a presión de agua, cierra puertas y ventanas, el vapor humedecerá la superficie y reblandecerá la grasa y suciedad.

Papel Pintado

Algunos papeles pintados son lavables y otros no. Para el no lavable, lo aconsejable es emplear un especial para este tipo de superficies.
En papeles lavables, se usará un recipiente de agua tibia, un chorrito de detergente suave y un poco de vinagre. Si el papel es de color claro, lo mejor es emplear un bicarbonato en lugar de aceite.

¿Te han parecido útiles estos consejos? ¿Lo has realizado alguna vez? ¡Cuéntanos los tuyos!

Comentarios